Defensa
Así será el ‘entierro’ del portaaviones Príncipe de Asturias

La existencia de amianto obligará a una descontaminación previa, el combustible será extraído y reciclado, y se eliminarán todos los plásticos antes de ser convertido en acero

Tras años de retrasos, problemas de tasación y una subasta desierta, al portaaviones Príncipe de Asturias le ha llegado su hora. En septiembre se abrirán los sobres con las ofertas –con un precio estimado de 2,4 millones- y será vendido al mejor postor, quien se hará cargo de su traslado hasta el desguace. La Armada ha establecido los pasos a seguir y garantías de seguridad que deberá asumir el comprador, incluido el proceso de descontaminación de materiales tóxicos presentes en el buque, como el caso del amianto.

Estado actual del portaaviones Príncipe de Asturias
Estado actual del portaaviones Príncipe de Asturias

A partir de septiembre, el ‘ Príncipe de Asturias’ dejará de ser un ‘ problema’ para la Armada tras más de un año manteniendo el buque –apenas ya un mero cascarón de 7.000 toneladas de acero en estado ruinoso- en los astilleros de Ferrol.

Hasta ahora, la marina española ha tenido que hacer frente al coste de tener a quince militares vigilando constantemente los restos del que fuera en su día el buque ‘estrella’ de la Armada.

La ‘ canibalización’ del ‘Príncipe de Asturias’ se llevó a cabo nada más llegar a Ferrol, y se esperaba que Defensa lo sacase a subasta –para su desguace- durante el verano de 2015. Pero unos problemas de tasación retrasaron el proceso hasta finales del año pasado. En esa primera subasta, valorada en 4,8 millones de euros, no se recibió oferta alguna.

Ahora, la Armada ha vuelto a convocar a los compradores interesados en hacerse con el buque. Se venderá por 2,4 millones de euros como máximo. Según desveló recientemente el diario ABC, ya hay dos empresas que han mostrado interés en la puja.

Un proceso complejo

No se tratará, en ningún caso, de una venta sencilla. Y es que la legislación que regula el desguace de buques de guerra es muy estricta, y exige todo tipo de garantías de seguridad y requisitos medioambientales.

Por ejemplo, en los pliegos se recoge un estadillo con los materiales potencialmente tóxicos o peligrosos que pueda contener el buque, como el gas halón, el amianto –en pequeñas cantidades- o el combustible que aún quede en sus depósitos. Se establece la obligación de descontaminar y desgasificar todas las sustancias señaladas en los pliegos.

Además, se establecen un plan de emergencia para la fase de tránsito –el traslado del buque hasta el desguace, previsiblemente en otro país-, donde se contempla por ejemplo que el ‘ Príncipe de Asturias’ no llegue por el motivo que sea a su destino.

Actualmente, según confirman fuentes de la Armada a este confidencial, no hay a bordo ningún tipo de equipamiento o arma susceptible de ser recuperado para otras unidades. Todo, explican, ha sido retirado ya hace más de un año.

Vea imágenes del estado del portaaviones:

Outbrain

Etiquetas: Armada, Defensa, Portaaviones Príncipe de Asturias