Viernes 15/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La investigación continúa bajo secreto

Una explosión en el motor del F-16, la hipótesis más probable sobre el accidente de Albacete

Testigos relatan que vieron una inusual estela de humo saliendo de la parte trasera del reactor

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Continúa la investigación, bajo estricto secreto, de las causas y circunstancias que provocaron el accidente de un caza F-16 griego en la base aérea de Albacete, causando once bajas mortales. Una de las hipótesis principales de los analistas es que se pudo producir una explosión en el motor que dejó la aeronave ingobernable. 


Columna de humo negro provocada por el accidente de un F-16 en la base aérea de Albacete. Columna de humo negro provocada por el accidente de un F-16 en la base aérea de Albacete.

El personal enviado por la Comisión de Investigación Técnica de la OTAN continúa analizando, junto a las autoridades españolas, los detalles del trágico incidente que costó la vida a dos experimentados pilotos de la Fuerza Aérea griega y de 9 militares de nacionalidad francesa.

Una de las bases de la investigación, según ha sabido El Confidencial Digital, es el testimonio de las personas que fueron testigos del accidente, así como de los momentos previos en la pista de despegue del F-16.

Se ha procedido a realizar entrevistas a los testigos, parte de ellos personal militar español destinado a la base y ajeno al programa TPL de pilotos de la OTAN. Según ha sabido ECD, algunos de estos testimonios apuntan a que en un determinado momento, con la aeronave a pocos metros del suelo y ya en plena fase de ascenso, se pudo divisar una estela de humo inusual en estos casos, e incluso fuego que los testigos distinguen del habitual destello que producen los quemadores de la turbina.

Por ello, una de las hipótesis probables que se maneja en la investigación es que la aeronave pudo quedar ingobernable –quizás por daño de alguno de los timones traseros del caza- tras producirse una explosión en el motor de reacción.

Los pilotos no se eyectaron

Fuentes militares españolas, consultadas por ECD, aseguran que otro de los puntos que se están analizando en estos momentos son las conversaciones de los dos tripulantes de la aeronave siniestrada con la torre de control. Se desconoce –alegando secreto de la investigación- si trasmitieron algún problema técnico instantes antes del suceso.

Sin embargo, estas fuentes aseguran que los mandos de la aeronave “debieron quedar inutilizados”, ya que de otra forma cualquiera de los dos pilotos hubiera intentado dirigir el aparato hacia una zona donde no hubiera riesgo de colisión grave –como ocurrió con la plataforma de estacionamiento donde esperaban ordenes el resto de cazas del TPL-.

“En caso de fallo técnico, el reglamento establece que debe estabilizarse en la medida de lo posible el aparato y dirigirlo hacia una zona donde no exista riesgo de bajas, para a continuación eyectarse. En caso de no poder evitarlo, cada piloto puede tomar la decisión de no saltar e intentarlo hasta el último momento, bajo el riesgo de perder la vida” aseguran estas voces.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··