Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Es una zona de intenso paso de drogas procedente de África

El explosivo contra la Guardia Civil de Ayamonte fue una advertencia de los narcotraficantes

Un encapuchado colocó un artefacto en la Casa Cuartel. Solo había un agente de servicio y no los pudo retener

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Guardia Civil de Ayamonte (Huelva) sufrió un toque de atención en la madrugada del pasado 18 de julio cuando un narcotraficante encapuchado colocó un explosivo en el muro de la Casa Cuartel. El artefacto, estratégicamente colocado en el punto muerto de las cámaras de seguridad, provocó daños de escasa consideración. Únicamente se encontraba un agente al cargo de la puerta, la seguridad, las armas, el calabozo, así como de las llamadas, de este modo no pudo frenar al agresor y este huyó del lugar. Desde la Dirección General de la Guardia Civil no dan importancia al incidente.

Helicóptero y barco de la Guardia Civil en el Estrecho Helicóptero y barco de la Guardia Civil en el Estrecho

Un encapuchado puso un explosivo de baja consideración en la pared de la Casa Cuartel de la Guardia Civil de Ayamonte (Huelva). Ayamonte es una localidad con mucho tráfico de drogas por ello, la Guardia Civil presupone que se trata de un toque de atención por parte de los narcotraficantes.

El artefacto fue colocado de manera premeditada, justo en el punto muerto para no ser visto por las cámaras de seguridad. Aun así los agentes consiguieron identificar un pañuelo a cuadros sobre el cuello y los hombros. La explosión de baja carga llegó a provocar la ruptura del muro cercano al aparcamiento del cuartel. El agresor consiguió huir del lugar.

En la Casa Cuartel vivían 15 guardias con sus correspondientes familias. Los hechos ocurrieron en torno a las 5:00 de la madrugada del lunes 18 de este mes, cuando solo había un agente de servicio vigilando el recinto, mientras el resto dormía. En el momento de la explosión el guardia se encontraba a cargo de la puerta, la seguridad y las armas, así como se los calabozos y de las llamadas.

Según han contado a El Confidencial Digital, desde la Dirección General de la Guardia Civil no dan importancia al incidente. Pero lo cierto, es que aunque no se trate de un atentado de ETA ni de una acción yihadista, España se encuentra en alerta cuatro y la seguridad es imprescindible. Así lo han afirmado a ECD.

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) pide la colaboración del Ayuntamiento de Ayamonte para que se realicen las obras necesarias en el acuartelamiento y así garantizar la seguridad de los guardias que viven dentro con sus familias. Además se reivindican por el grave problema en el que se encuentra el cuerpo de la Guardia Civil en la actualidad. Hacen un llamamiento con este incidente a la Dirección General por la escasez de agentes en activo.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··