Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La inteligencia militar española desautoriza un informe de expertos internacionales en el que se apunta que Irán está proporcionando armas y formación a la insurgencia en Afganistán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un informe de inteligencia de un prestigioso centro internacional de estudios contra el terrorismo asegura que el Gobierno de la República Islámica de Irán estaría proporcionando armas y formación específica de combate a los miembros de la insurgencia que luchan en la zona de Afganistán asignada a las tropas españolas. Fuentes militares desautorizan estas conclusiones y ofrecen las claves de la verdadera situación sobre el terreno.

El informe ‘Triton’-al que ha tenido acceso El Confidencial Digital-, elaborado por la consultora HMS –especializada en la lucha contra los denominados IED’s, artefactos explosivos improvisados- ha puesto el dedo en la llaga: señala al régimen de Ahmadineyad como un colaborador en la sombra de los talibanes. Y los efectos de esta presunta colaboración afectan directamente a la seguridad de las tropas españolas en Afganistán. Estos son algunos de los detalles que se desprenden de este documento:

-- Irán está entrenando a talibanes y grupos insurgentes en campos en su territorio. Concretamente, entrenó a un centenar en los alrededores de la ciudad persa de Zahedan.

-- Los cursos fueron impartidos por agentes ‘de paisano’, presuntos miembros de la Guardia Revolucionaria Iraní, el cuerpo de élite de las fuerzas armadas del país.

-- La duración fue de tres meses, durante los que se les enseñó a los combatientes técnicas para asaltar convoyes y retirarse, colocar artefactos explosivos improvisados y asaltar bases.

-- Además, estaría proporcionando armas, munición, lanzacohetes, minas y explosivos a la resistencia afgana.

-- La ISAF –la misión de la OTAN para Afganistán- han incautado más de 10 toneladas de armas de procedencia iraní. Según fuentes del gobierno afgano, a las que alude el informe, el 60 por ciento de esas armas proviene directamente del gobierno iraní.

-- Las armas estarían entrando al país centroasiático a través de la frontera del con Herat –una de las zonas cuya protección ha sido asignada a tropas españolas-.

-- Una vez dentro del país, se extienden por las provincias afganas del este. Badghis, bajo mando español, es una de ellas.

-- Las armas incautadas recientemente presentan su número de serie en dari, lenguaje persa.

-- Los arsenales clandestinos entran en Afganistán a manos de traficantes profesionales, por las tradicionales vías de contrabando del país.

-- Los talibanes, y la insurgencia en general, están convirtiendo la frontera de Afganistán con Irán en su particular vía de escape. La ofensiva aliada en el oeste del país y la presión en la frontera con Pakistán –con la ofensiva en Jalalabad- están desviando a la insurgencia hacia el este.

Las conclusiones de este informe fueron reafirmadas a finales de mayo por el general al mando de la ISAF, el norteamericano Stanley McChrystal, quien durante una conferencia de prensa en Kabul afirmó que “existen pruebas claras de actividad iraní, sea con armas o entrenamiento a los talibanes, que no es apropiada".

Sin embargo, el contingente español desplegado en Afganistán, concretamente en la zona fronteriza con Irán, no comparte las conclusiones de este informe, ni las advertencias de la OTAN al régimen de Ahmadineyad. Estos son algunos de los argumentos que ofrecen fuentes relacionadas con la inteligencia militar para desautorizar el informe:

-- Que Irán, su gobierno o sus servicios secretos estén ayudando a los talibanes parece improbable, por no decir imposible.

-- “El informe no da ninguna prueba ni argumento sólido para asegurar que el gobierno de Irán pueda estar dando apoyo a la insurgencia en Afganistán

-- “Hay muchas más pruebas y secuencia estratégica sobre las decisiones en la zona que indican todo lo contrario.”

-- Los talibanes pertenecen a la línea más dura del islamismo sunita, por tanto, desprecian a los chiitas. Irán es, en su gran mayoría, chií. Nunca aceptarían nada de los “despreciados” ayatolas.

-- Si hay alguna colaboración de Irán será a algún grupo afgano afín, como los chiitas hazaras –descendientes de los antiguos conquistadores mongoles-.

-- Qué el armamento tenga caracteres persas no quiere decir nada. El dari en Afganistán es la grafía más empleada.

-- Encontrar municiones y explosivos de origen Iraní es algo circunstancial en un país donde el contrabando de armas es masivo. 

-- De hecho, se pueden encontrar armas de todas las nacionalidades en manos de los Talibanes. También han robado y capturado armas de todos los ejércitos de la alianza, incluso de España.”

Acceda aquí a una copia del informe ‘Triton Intelligence Report’

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·