Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La polémica surgió por el vuelo de aviones de combate sobre Barcelona

Ninguna localidad catalana quiere acoger el festival aéreo de los F-18

El Ayuntamiento de Mataró canceló “La Fest al Cel”. Los organizadores la han ofrecido a otros municipios que quisieran celebrarlo y recibió negativas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una negativa por parte del Ayuntamiento de Mataró obligó a los organizadores de la "Fiesta del Cielo" a buscar otra localización para celebrar el festival. Calella, Pinar y Santa Susanna fueron los nombres que se pusieron sobre la mesa. La alcaldesa de Calella se reunió con el coordinador del festival aéreo y, dispuesta a acoger "La Fest al Cel", habló con la localidad de Pinar y Santa Susanna, con quien comparte costa. Finalmente, cuando todos confiaban en que se llevaría a cabo, Calella dio una negativa y se echó para atrás. “La Fest al Cel” no se salva.

Cazas F-18 del Ala 12 a punto de despegar de la pista de Torrejón. Cazas F-18 del Ala 12 a punto de despegar de la pista de Torrejón.

La tercera edición de La Fiesta del Cielo, se iba a celebrar el 24 y 25 de septiembre en Mataró (Barcelona), pero una inesperada decisión del ayuntamiento notificó que el festival no se llevaría a cabo en dicha localidad. Los organizadores de 'La Fest al Cel', el festival aéreo más importante de España, no cesaron en la búsqueda de una nueva localidad catalana para celebrar el festival.

Calella, Pinar y Santa Susanna fueron las ciudades propuestas por los organizadores. Se reunieron el pasado jueves con la alcaldesa de Calella, Montserrat Condini. Un encuentro con resultado satisfactorio y donde, según ha sabido El Confidencial Digital, Codini estaba dispuesta a acoger “La Fest al Cel”.

Antes de dar “el sí quiero” la alcaldesa de Calella tenía que reunirse con las localidades de Pineda y Santa Susanna. Al compartir costa, la decisión debía de ser conjunta. Los organizadores tras los buenos resultados obtenidos en la reunión con Montserrat, estaban confiados de que el festival se salvaría. Pero la sorpresa fue que la alcaldesa de Calella se echó para atrás tras las consultas con el resto de ayuntamientos.

A pesar de todos los obstáculos que Cataluña ha puesto para que se celebre de La Fiesta del Cielo, los organizadores afirman a ECD que seguirán buscando, para el año que viene, una nueva ubicación. Confiesan que se trata de un acto voluntario y que por este motivo, invertirán su tiempo en una localidad que se comprometa con sus palabras.

El mayor festival aéreo de España

Este festival ha sido muy polémico y criticado desde su primera edición en Barcelona de 2014. Por una parte, algunos partidos y asociaciones criticaron el dinero público que se invertía en él; por otro, la tensión independentista hacía que la presencia de aviones militares del Ejército del Aire en Cataluña levantara más suspicacias. A pesar de ello, está considerado el festival aéreo más importante de España.

La ‘Fest al Cel’ 2016 contaba con exhibiciones de destacadas patrullas y aeronaves militares. Según confirmaron a El Confidencial Digital fuentes de la organización del festival, iba a acudir la patrulla ASPA, grupo de helicópteros de vuelo aerobático del Ejército de Aire Español que este año sustituirá a la Patrulla Águila; un caza F-18; y un helicóptero del Servicio Aéreo de Rescate (SAR).

Esta representación de las Fuerzas Armadas es algo menor a la que hubo en 2015. Tal y como se contó en estas páginas hace un año, el Ejército del Aire envió un Eurofighter y un f-18 -las dos aeronaves más potentes de las Fuerzas Armadas-, Tierra mandó un Eurocopter Tigre, que es una aeronave de ataque, y el helicóptero de transporte de carga pesada Boeing Chinook, y por parte de la Armada participó un Harrier de la Novena Escuadrilla.

Los organizadores de la Fiesta del Cielo se mostraron sorprendidos por el aumento de las aeronaves enviadas por las Fuerzas Armadas, ya que años anteriores apenas acudieron algunos helicópteros. Y llamaba la atención porque esta exhibición de la capacidad aérea de las Fuerzas Armadas se hiciera en Cataluña pocos días antes de las elecciones catalanas que los independentistas quería convertir en un plebiscito sobre la secesión de Cataluña.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·