Lunes 19/02/2018. Actualizado 14:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Nadie se explica por qué no se activaron

El misterio de las balizas personales de los militares del SuperPuma

Se recibió la señal de emergencia del helicóptero pero no la del sistema personal de localización. En el Ejército del Aire barajan varias hipótesis

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cuando los tripulantes de una aeronave militar realizan una misión sobre superficie marítima llevan equipados en sus chalecos un sistema de radiobaliza personal para alertar de una emergencia y enviar su localización exacta a los servicios de rescate. Esa señal no se activó tras el accidente del SuperPuma en el Atlántico. En el Ejército del Aire no se explican por qué.


HD-19 SuperPuma del Ejército del Aire. HD-19 SuperPuma del Ejército del Aire.

El pasado jueves, la estación espacial de Maspalomas (Gran Canaria) recibía vía satélite la señal de alerta de un SuperPuma del Escuadrón 802. La radiobaliza de socorro del helicóptero, que se activa cuando la aeronave tiene una emergencia, advertía así al centro de control de que algo malo le ocurría al aparato.

En ese momento, el SuperPuma se encontraba realizando el viaje de vuelta desde Dakar a Gando. Su tripulación participaba en unos ejercicios junto a las Fuerzas Armadas de Senegal, denominados Operación Seguridad Cooperativa, cuyo objetivo es la formación de los servicios de rescate del país africano.

La radiobaliza del chaleco

Además de la radiobaliza propia del helicóptero, los tripulantes del helicóptero van equipados con sistemas personales de baliza –que guardan en uno de los bolsillos del chaleco salvavidas-. También suelen llevar una luz estroboscópica, una pequeña botella de oxigeno, barras de luz química y otros utensilios de superviviencia.

Según fuentes militares del Ejército del Aire consultadas por El Confidencial Digital, el protocolo de seguridad que se aplica cuando se realiza un vuelo sobre el mar obliga a llevar equipada la radiobaliza personal en el chaleco. La norma no es tan exigente cuando el vuelo se desarrolla sobre superficie terrestre.

De esta forma, explican, en caso de que el helicóptero se hunda, o sus tripulantes se separen del aparato por la existencia de fuertes mareas, o incluso caigan al mar en pleno vuelo, la señal de emergencia personal sigue emitiéndose y permite geolocalizar su posición en un mapa.

Sus radiobalizas personales no se activaron

Sin embargo, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes militares, no existe constancia de que la señal de las radiobalizas de sus chalecos se hayan activado en momento alguno.

Existe mucha confusión estos días entre los militares del Ejército del Aire en torno a este asunto. Entre los compañeros de los tres desaparecidos se trata de imaginar por qué no activaron sus sistemas de radiobaliza. Quizás, dicen, no los llevaban equipados o no funcionaban correctamente.

Pero ante la posibilidad de que, como suele ser habitual, si llevaran las radios en sus chalecos, algunos especulan que quizás el verse sobrevolados por un F-18 español y un SuperPuma del SAR marroquí les llevó a pensar que el rescate estaba próximo y optaron por no aplicar la medida. Eso implicaría, dicen, que su balsa no se movió de las proximidades del helicóptero. Y que posiblemente fueron recogidos por otra embarcación, una de las hipótesis con la que sigue trabajando Defensa.

Preocupados por su paradero

Frente a esta última posibilidad, algunos militares descartan que los tres desaparecidos continúen a bordo de un buque y permanezcan incomunicados por algún motivo –avería del sistema de comunicación o simplemente que no disponga de sistema AIS de identificación-. Según dicen, en ese caso ya haría días que deberían haber llegado a tierra y comunicado su situación.

La otra posibilidad, de la que Defensa ha hablado abiertamente, es que los tres tripulantes del SuperPuma hayan sido recogidos por un grupo de delincuentes –explican que el tráfico de droga y armas en la zona está extendido- y les hayan quitado las radiobalizas antes de poder activarlas.

Hasta el momento no hay ninguna confirmación de su paradero. A media tarde de ayer ni siquiera se ha conseguido llegar hasta la cabina y comprobar que no están en su interior, según aseguran fuentes de Defensa a El Confidencial Digital.

España controla el sistema de alerta para África

Las radiobalizas de socorro emiten una frecuencia de socorro a 406 megaherzios -la duración de su batería permite emitir la señal durante algo más de 24 horas- directamente a una red satelital, y esta a su vez la rebota a una de las treinta antenas que el sistema Cospas-Sarsat tiene en todo el mundo.

Las cuatro correspondiente a la zona del accidente, a más de 500 kilómetros de distancia de Canarias,  están situadas en Maspalomas. Son las responsables de captar las señales de emergencia y gestionar los avisos de rescate a 19 países africanos. Es decir, a la práctica totalidad de los países de la costa occidental de África.

Un reloj con geolocalizador

Por otra parte, aunque se trata de datos sin confirmar, fuentes militares aseguran que al menos uno de los pilotos tenía un reloj de la marca Breitling con sistema de localización de emergencia.

Estos relojes, muy populares entre los pilotos de caza y helicópteros militares, disponen de un botón que se puede extraer de la esfera, y que despliega un cable fino. Se activa así la emisión de señales de frecuencia que alertan de la señal de emergencia y su posición.

El fabricante de estos relojes suizos, especializado en cronógrafos para aviadores, es patrocinador de la Patrulla Águila. Este mes, la marca les regaló su nuevo modelo a todos los integrantes del equipo acrobático del Ejército del Aire.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··