Miércoles 23/05/2018. Actualizado 11:27h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Nueva avería

El avión del príncipe tuvo que aterrizar por una pieza que cuesta seis euros

El fallo del A310 no era de gravedad, no afectaba a la seguridad y no implicó aterrizaje de emergencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El avión Airbus 310 en el que el príncipe Felipe viajaba a Honduras tuvo que realizar una parada técnica para cambiar una pieza que estaba dando problemas. Se trata de una avería menor en el filtro de aceite, cuya reparación costó seis euros.

Airbus A-310 del Ala 45. Airbus A-310 del Ala 45.

El aparato tuvo que aterrizar en Santo Domingo –no de emergencia- para realizar una inspección ocular de la pieza cuya alarma se había encendido: el filtro del aceite. Esta avería, según fuentes del Ejército del Aire, es una “avería menor y no supone un riesgo para la seguridad del aparato”. De hecho, afirman que la sustitución de la pieza costó unos seis euros aproximadamente.

Explican que casi con total seguridad el fallo de la pieza se produjo por la entrada de alguna partícula metálica en el filtro de aceite, que dispone de dos imanes. El contacto de uno de los imanes y la partícula mecánica habría encendido la alarma.

Destacan que la parada se realizó “por pura precaución y debido a que iba a bordo una alta personalidad del Estado”, y aseguran que “en un vuelo regular civil no es motivo de aterrizaje una avería así. Los A310 están preparados para esta eventualidad y tienen mecanismos para que el mal funcionamiento de la pieza no afecte al vuelo para nada” afirman.

Dos fallos en dos meses

Sin embargo, esta nueva avería preocupa en el Ministerio de Defensa y en EADS, que ya han anunciado la apertura de una investigación sobre lo sucedido. No es la primera vez que ocurre: el 25 de noviembre el príncipe tuvo que cancelar su viaje a Brasil al detectarse otro fallo mecánico.

El aparato se encontraba en Torrejón y no había repuestos para el sensor de simetría de los flaps –la pieza que fallaba, una de las que funcionó mal en el accidente del Spanair en 2008-.

Los mecánicos tuvieron que ir a buscar la pieza a los talleres de Airbus en Getafe, donde se encontraba el otro A310 del Ejército del Aire en tareas de revisión general. Al instalarla en el aparato fue necesario certificar su buen funcionamiento, lo que dilató aún más el proceso y obligó a cancelar el viaje de don Felipe.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··