Martes 24/10/2017. Actualizado 12:56h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

Ahora convive con cerdos, patos, gallinas, vacas...

La triste jubilación de ‘Pepe’, el carnero de la Legión

Hace un mes que fue trasladado a un refugio de Cádiz y todavía no se ha adaptado: echa de menos la vida del cuartel

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El carnero de la Legión, ‘Pepe’, se jubila después de once años de vida militar. Hace un mes fue trasladado al Santuario Refugio La Pepa, en el municipio gaditano de Arcos de la Frontera, y a pesar de estar rodeado de animales y tener más de cinco hectáreas para descansar de su servicio, ‘Pepe’ no se adapta. Está triste y deprimido porque echa de menos a su cuidador durante casi doce años en la Legión.

El carnero de La Legión, Pepe. El carnero de La Legión, Pepe.

‘Pepe’ ha pasado once años con La Legión en el tercio de Almería. Desde noviembre de 2005 ha acompañado al Escuadrón de Gastadores en cada desfile. Ahora el carnero de La Legión se jubila y pasa a formar parte de la reserva. Es uno más de los “Pepitos”, nombre que reciben todos los animales del Santuario Refugio La Pepa (Arcos de la Frontera, Cádiz).

Según ha sabido El Confidencial Digital, fue ya hace un mes cuando lo trasladaron al refugio de Arcos, donde pasará el resto de sus días. Sin embargo, pesar de estar rodeado de más de 60 animales y tener 5,50 hectáreas de terreno para descansar tras sus duros años de servicio, Pepe no se adapta a su nueva vida.

Los cuidadores del refugio de “los Pepitos” cuentan a ECD que el carnero de la Legión está deprimido y triste. Echa de menos la vida en l cuartel pero sobre todo, a Eduardo Méndez, su cuidador en la Legión durante casi 12 años.

El cabo Méndez mantiene un contacto directo con los cuidadores de ‘Pepe’ en el refugio y además les ha dado algunos consejos para hacer de su adaptación un proceso más llevadero. Por ejemplo, les ha comentado que le gusta beber directamente de la manguera o comer de una bolsa donde hubo patatas fritas. Afirman desde el Santuario a ECD que le ha animado bastante.

Reconocen que para conseguir que se adapte con la mayor facilidad posible, han habilitado a ‘Pepe’ un recinto solo para él dentro de la nave principal. Pasan tiempo sentados junto a el carnero, la mayor parte del tiempo sin hablar y sin tocarle, simplemente acompañándolo.

Fuentes internas del refugio declaran a El Confidencial Digital que así es como han conseguido la adaptación de otros animales que también parecían muy complicadas. Los responsables esperan que el cabo Méndez le haga una visita pronto y ‘Pepe’ se sienta más feliz en su nuevo hogar.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·