Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Deportes

A raíz del caso de los fichajes del FC Barcelona

Acusaciones de racismo a la FIFA por las exigencias de más documentos a los hijos de extranjeros para poder jugar

Mientas que los menores nacionales sólo deben presentar tres documentos, los inmigrantes deben entregar hasta once, entre ellos una declaración jurada ante notario

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde que la FIFA comenzó a investigar al FC Barcelona por los fichajes a menores las restricciones a los clubes para incorporar a su plantilla a niños extranjeros ha ido aumentando. A éstos se les exige más documentación que a los menores españoles, circunstancia que el presidente de uno de los clubes define como “racista”, ya que no permite la integración de los inmigrantes.  

Menores jugando al fútbol en las categorías inferiores del FC Barcelona. Menores jugando al fútbol en las categorías inferiores del FC Barcelona.

En 2009 la Federación Internacional de Fútbol emitió una circular en la que indicaba a los organismos responsables de este deporte qué documentación debían presentar los menores que desearan iniciarse en un equipo de fútbol. Esta medida se tomó a raíz de conocerse los fichajes de menores del FC Barcelona.

Sin embargo, ésto no sólo afectó a equipos de primera división como Barça, Real Madrid o Atlético, sino que las consecuencias llegaron también a los pequeños equipos de pueblos y barrios de las comunidades.

Según confirma a El Confidencial Digital el presidente de uno de los clubes afectados, el Abantos Fútbol Sala de San Lorenzo del Escorial, a los menores de nacionalidad española se les exigen tres documentos: DNI del menor, el mismo documento de uno de sus progenitores y la autorización paterna.

Sin embargo, el número de documentación exigida a los extranjeros se eleva hasta once, incluyendo una solicitud del jugador para que le dejen unirse al club, el contrato laboral del padre y de la madre y un escrito suscrito ante notario en el que se contenga la declaración jurada de no haber estado anteriormente en ningún club adscrito a la FIFA.

La consecución de todos estos documentos, supone para los clubes y jugadores un retraso en el tiempo de iniciación de los futbolistas en los partidos de hasta un mes. No obstante, una vez acumulados todos estos papeles, a muchos jugadores se les deniega el permiso para jugar, algo que, según afirma el presidente del Abantos Fútbol Sala, resulta frustrante.

La documentación exigida a los menores extranjeros

En una circular emitida por la Real Federación Española de Fútbol se enumeran los documentos que ha de presentar el menor extranjero en caso de querer unirse a un equipo de fútbol.

Entre ellos, se pide a los padres una declaración explicando las razones por las que se trasladaron a España, el contrato de trabajo de ambos progenitores, un documento que argumente los medios de manutención y/o económicos de los padres. Además, se exigen los pasaportes del padre, de la madre y del jugador.

Asimismo, se le pide al menor que redacte una solicitud explicando las circunstancias en las que se encuentra y los motivos por los que desea unirse al club.

Por su parte, se ha de presentar un documento suscrito ante notario o secretario general de la federación territorial, en el que se contenga la declaración jurada de no haber estado inscrito en ningún club adscrito a la FIFA. Este documento ha de estar firmado por el jugador y los padres.

El equipo de fútbol al que trata de inscribirse el menor debe presentar un documento firmado en el que se explique cómo y cuándo se estableció el primer contacto con el jugador.

Esta situación afecta a 300 menores extranjeros que desean jugar al Fútbol de forma federada en la Comunidad de Madrid, ascendiendo la cifra por encima de los mil cuando se amplía el círculo a toda España. Estos clubes tienen como finalidad la integración de todos los jóvenes de nuestro país a través de la participación en pequeños equipos sin ánimo de lucro. 

Un requisito “anticonstitucional

Según afirman las fuentes consultadas por ECD, esta circular es contraria al Artículo 14 de la Constitución Española, que dicta que los españoles “son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Sin embargo, estos equipos afirman que se trata de manera desigual a los menores por motivos de nacionalidad.

Estos requisitos se han impuesto a nivel nacional, por lo tanto es una problemática que afecta a jugadores de comunidades como Madrid, Cataluña o Galicia, las más comprometidas con este asunto.

En Cataluña el defensor del pueblo emitió un informe en el que explicaba que comprendía que la normativa de la FIFA para evitar que los menores fuesen víctimas del mercadeo. Sin embargo, pedía que esto fuese compatible con las garantías de niños inmigrados, cuya única intención es “la integración social y el desarrollo de una vida saludable”.

Contacto con la asociación SOS Racismo

Según afirma el presidente del Abantos Fútbol Sala, un equipo de San Lorenzo del Escorial, han establecido contacto con la asociación SOS Racismo, con quienes se está estudiando la posible solución que ésto puede tener.

Se barajan todo tipo de opciones, sin descartar ninguna vía. Además, estudian a quién es más conveniente dirigirse: a la Consejería de Deportes de la Comunidad de Madrid, al Consejo Superior de Deportes, o a la Real Federación Española de Fútbol.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·