Jueves 14/12/2017. Actualizado 16:37h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Deportes

Multa de 30.000 euros

El FC Barcelona recurrirá ante el TAS la sanción de la UEFA por la exhibición de esteladas en la final de la Champions

Alegará que se trató de un acto de libertad de expresión de sus aficionados. Da por perdida la primera apelación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El conjunto azulgrana ha sido sancionado por la Comisión de Control, Ética y Disciplina de la UEFA con pagar 30.000 euros por la exhibición, por parte de sus aficionados, de banderas independentistas catalanas en la pasada final de la Champions League del pasado 6 de junio.

Aficionados culés con esteladas en la final de la Champions. Aficionados culés con esteladas en la final de la Champions.

A pesar de que el informe del delegado de la UEFA en el partido destacaba el “excelente comportamiento” de los aficionados del Barça, el máximo organismo del fútbol europeo ha considerado, posteriormente, que el uso de esteladas infringía su código disciplinario.

Por ello, el Barça prepara un recurso para poder así evitar la sanción. Sin embargo, fuentes cercanas a los dirigentes del club catalán han reconocido a El Confidencial Digital que los propios directivos saben que no tienen posibilidades de ganar el primer recurso.

Recuerdan, en este sentido, incidentes similares de años anteriores, que provocaron la sanción de la UEFA y no hubo reducción de la sanción. Por eso, si el primer recurso ante el organismo europeo no prospera, el club catalán está dispuesto a acudir al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS).

Han infringido el artículo 16-E

La multa de la UEFA viene por incumplir el artículo 16, apartado E, del código disciplinario de la organización. En él, se explica cómo debe ser el orden y la seguridad en los partidos de fútbol. Especificando que tanto las federaciones como los clubes pueden ser sancionados por el comportamiento inapropiado de sus aficionados.

En especial, el apartado habla sobre el “uso de gestos, palabras, objetos o cualquier otro elemento para transmitir un mensaje que no esté relacionado con el evento deportivo, principalmente aquellos que sean políticos, ideológicos, religiosos, ofensivos o de una naturaleza provocadora”.

La dirección del Fútbol Club Barcelona, no obstante, basará su defensa en “la libertad de expresión de los aficionados durante un partido, que les permite mostrar la bandera que sientan que les representa”.

Rápida reacción del Barça

Nada más salir la noticia de que la Comisión de Control, Ética y Disciplina de la UEFA había sancionado al club catalán, el equipo de prensa del Fútbol club Barcelona colgó un comunicado en su página web, en el que ya se anticipaba la postura del equipo ante esta decisión:

“El FC Barcelona respeta la sanción de la UEFA notificada hoy a nuestra entidad en relación con la final de la Champions League de Berlín, pero está en total desacuerdo, especialmente después de comprobar como el delegado presencial de este organismo en este partido calificó de excelente el comportamiento de los socios y aficionados del Barça, antes, durante y después del partido, tal como detalló en su informe.

Con el objetivo de defender el derecho de los socios y del Club, y con el máximo respeto a la legalidad vigente, se someterá a la consideración de los servicios jurídicos de la Entidad la conveniencia y la oportunidad de cuestionar la resolución sancionadora emitida en el día de hoy. Y esto desde el convencimiento de que los derechos de nuestros socios y del Club no son incompatibles con la legalidad vigente, sino todo lo contrario”.

No es la única sanción

Esta multa de la UEFA no es la única que ha recibido el Fútbol Club Barcelona en los últimos días. El pasado lunes, la Comisión de Antiviolencia propuso una multa de 66.000 euros al conjunto azulgrana por la pitada al himno español en la final de la Copa del Rey.

El club culé ha sido sancionado por dos motivos distintos. El primero, con 60.000 euros, por “incumplimiento de las obligaciones exigibles al diseño y ejecución del dispositivo de seguridad y los controles de acceso y la introducción y encendido de objetos prohibidos (varias bengalas) en el interior del recinto deportivo”

El segundo, con 6.000 euros “por la inacción y falta de colaboración mostrada respecto de las convocatorias, efectuadas por varias entidades y que fueron expresamente advertidas, para realizar en el recinto deportivo diferentes actos de reivindicación política, algunos de ellos de contenido intolerante, con ocasión del partido”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··