Sábado 20/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Deportes

La solución pasa por encontrar patrocinadores

El balonmano español se moviliza para que la liga ASOBAL no se convierta en un torneo amateur

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La liga ASOBAL de balonmano está en la UVI. Históricos como el Portland San Antonio o el Balonmano Ciudad Real (Atlético de Madrid cuando se extinguió) han desaparecido. Carece de competitividad (el FC Barcelona no tiene rival) y muchos jugadores españoles han optado por ganarse la vida en Alemania, Francia, Hungría, Dinamarca o Polonia. El objetivo de los clubes es que no pase a convertirse en un torneo ameteur.

Partido de Liga ASOBAL. Partido de Liga ASOBAL.

La competición nacional atraviesa por una crisis “nunca antes vista”, explican a El Confidencial Digital desde la ASOBAL. La crisis económica que comenzó en 2008 golpeó con fuerza a este deporte y es ahora cuando se están notando las consecuencias.

“El Barcelona compite solo y gana la liga de calle, la mayoría de equipos no pueden pagar al día a sus jugadores, clubes desaparecen y nuestros mejores profesionales emigran para triunfar. Además, no se trabaja conjuntamente entre organizaciones. Con ello, el final será una liga amateur”, resumen las mismas fuentes.

Soluciones: trabajo entre todas las partes y buscar nuevos apoyos

El balonmano dispone de un amplio seguimiento y práctica en España. “Hablamos del tercer deporte con más licencias (casi 100.000)”. De ahí que desde los equipos estén buscando soluciones a la situación.

“Es complicado pero urge entendimiento entre todas las partes (Consejo Superior de Deportes, Liga ASOBAL, Federación Española y Asociación de Jugadores) y hablar con nuevos patrocinadores, comunidades autónomas y ciudades y ver qué equipos son viables, cuáles están saneados, cuáles tienen futuro y regenerar las bases”, apunta a ECD un veterano conocedor del torneo liguero.

Conscientes de que la situación económica en algunos clubes es prácticamente crítica, las mismas fuentes explican que hay que ser “realistas” y buscar diferentes soportes porque “lo que apura es pagar las nóminas de muchos jugadores que las tienen atrasadas”.

“En las reuniones pasadas entre agrupaciones implicadas no se sacó nada en claro. Hay que luchar y dialogar, como si empezáramos de cero, o de dos, pero desde la base, con mucho esfuerzo y trabajo. Posibilidades de remonte hay, porque contamos con la televisión y gran apoyo popular”. Además, confían en que el balonmano español tiene futuro: “Es un deporte que engancha y cuya selección dio muchas alegrías”.

Retrasos a la hora de pagar y deudas

Desde hace meses, varios medios de comunicación vienen publicando informaciones sobre las deudas que acumulan muchos de los clubes que compiten en la ASOBAL y de los retrasos a la hora de pagar a los profesionales.

“En torno a un 80 por ciento de los jugadores no recibe su salario como merece. Los equipos tienen muchos problemas en abonar el dinero y tardan en hacerlo. Esto es algo muy triste”, apuntan a ECD fuentes cercanas a los clubes de balonmano.

Otros, en cambio, disponen de unas cuentas saneadas. Es el caso del Fútbol Club Barcelona y el Naturhouse La Rioja, “que presentan solvencia y no tiene problemas para ingresar las nóminas. Los demás sufren mucho”, añaden.

La mayoría de los profesionales que integran la selección española han tenido que emigrar a competir fuera de España. La única excepción son los cinco del Barcelona: Juanín García, Víctor Tomás, Raúl Entrerríos, Daniel Sarmiento y Eduardo Gurbindo.

El resto que acuden de manera habitual a la convocatoria nacional son: José Manuel Sierra y Antonio García (París Saint Germain), Valero Rivera junior y Jorge Maqueda (Nantes, Francia) Gadeón Guardiola (Rhein Neckar, Alemania), Joan Cañellas (Hamburgo, Alemania), Joan Andreu (Hannover, Alemania), Cristian Ugalde (Veszprem, Hungría), Roberto García Parrondo (Pick Szeged, Hungría) Albert Rocas(Kolding, Dinamarca) o Julen Aguinagalde, catalogado mejor pívot del mundo, en el Vive Targi Kielce de Polonia.

Este hecho, comentan a ECD es “la cruda realidad” del balonmano español. “Aunque el año pasado fuéramos campeones del mundo, que nadie se olvide de ello, ahora no tenemos liga. Hace cinco cursos, teníamos la mejor con la alemana, pero desapareció el Portland, el Ciudad Real y equipos punteros como el León, Valladolid o Cai Aragón tuvieron descensos… Ahí la Liga comenzó a decaer”, resumen las mismas fuentes.

“Esto preocupa mucho porque la base de los jugadores de la selección española ya no es tan joven, tiene una media de 30 años. Si no hay una liga competitiva y no hay sponsors que apuesten por ella, costará que salgan jugadores, no tendrán equipos donde competir en las máximas categorías y los de mayor calidad se irán. Aquí quedará una liga de muy bajo nivel”, añaden.

¿Liga amateur a corto plazo?

Según argumentan a ECD desde el entorno de varios clubes, la ASOBAL corre el riesgo de convertirse en una liga amateur:

-- “Si la cosa sigue así, con esta mala pinta (ahora parece que desaparecerá otro club que es el Guadalajara), y siendo realista, esto en tres años va a ser un torneo amateur casi seguro”.

-- “Ahora –continúa- la liga alemana es la número uno, la francesa la segunda, luego  la danesa, la polaca que tienen tres o cuatro equipos de calidad y la macedonia… Seremos la cuarta o la quinta liga de Europa. Quien no lo quiera reconocer, perfecto, pero es la realidad pura”.

-- “Lo que tuvimos ya no va a volver a aparecer en un futuro cercano o medio. Es muy difícil. Tenemos que empezar a construir, no pensar en lo que hubo antes, si no en lo que vamos a ser ahora y en lo que podemos empezar a ofrecer. No nos podemos quedar estancados en que ya no es posible, claro que es posible”.

-- “Hay jugadores, hay calidad y pasión por este deporte. Si ahora no hay dinero hay que empezar a buscarlo, hay que empezar a organizarse, retocar la base, cobrar menos, ajustarse y crecer poquito a poco. Hay cosas que se pueden hacer bien y no se están haciendo”.

Por su parte, la Real Federación Española de Balonmano, con Francisco Blázquez a la cabeza, es optimista de cara al futuro: “El presidente está intentando trabajar bien, sabe lo que hay, no lo tiene fácil, pero las intenciones son buenas”, aseguran desde su entorno.

“Es una persona consciente de la gravedad del problema, no vende humoes realista. Pocas veces se han reunido la Asociación de Jugadores, la ASOBAL, la Federación y el CSD. Hay que dialogar más porque todos mamamos de esto. Discutir y conversar.  Hace 8  años el dinero manaba de las constructoras y se derrochó mucho, ahora las consecuencias son duras. Toca reunirse y ver las soluciones posibles que puede desarrollar cada estamento”, proponen.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·