Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Acaba de reconocer problemas de liquidez para pagar la nómina de julio

Abengoa vuelve a contratar personal sin un acuerdo que le salve de la quiebra

Ha iniciado varios procesos de selección por primera vez desde que entró en preconcurso de acreedores, a pesar de que el acuerdo de refinanciación se encuentra en el aire

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Abengoa acaba de reconocer que no dispone de liquidez para pagar en plazo todas las nóminas de julio porque las negociaciones para cerrar el pacto con los acreedores no van al ritmo adecuado. Ocho meses después de entrar en preconcurso de acreedores, la compañía busca, por primera vez, contratar a nuevos trabajadores.

Planta solar de Abengoa. Planta solar de Abengoa.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital por fuentes del sector, Abengoa ha iniciado el proceso de selección para incorporar a una decena de profesionales en distintas filiales del grupo, como York (Nebraska, EE.UU), Lieja (Bélgica) o Mount Vernon (Inglaterra). También en la planta española de Sevilla.

Entre los nuevos perfiles que está solicitando destacan encargados de turnos de personal, técnicos de mantenimiento, responsables de control de calidad de gases…

Mientras, la multinacional andaluza no ha acabado de perfilar su futuro financiero. La intención era tener todo listo para presentar el acuerdo de refinanciación durante la última semana de julio, aunque la firma definitiva se ha acabado posponiendo.

Queda pendiente la firma de las adhesiones necesarias para poder iniciar el plan de negocio que ha venido negociando con los bonistas y acreedores en los últimos meses.

Con este pacto, Abengoa esquivaría de manera definitiva la amenaza del concurso de acreedores, después de que el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla concediera el pasado mes de abril una prórroga de siete meses, hasta el próximo 28 de octubre, fecha de su cierre.

Pero existen dudas entre los bancos acreedores, que no acaban de ver la lógica de poner más dinero, por los grandes riesgos para recuperarlo. Y los plazos se van echando encima. El juzgado debe analizar toda la información aportada y tomar una decisión sobre el concurso, teniendo en cuenta que agosto es un mes prácticamente inhábil.

Etiquetas
,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·