Martes 23/01/2018. Actualizado 01:11h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Como gesto de “desconexión” con España

Proponen a Ada Colau que Barcelona no pague sus impuestos a Hacienda

La propuesta de sus socios, ERC y la CUP, es que se sume a la “insumisión fiscal” que ya aplican ayuntamientos independentistas y los abone a la Agencia Tributaria de Cataluña

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los resultados de las elecciones municipales del 24 de mayo permitirán a Ada Colau convertirse en la próxima alcaldesa de Barcelona. Para ello está negociando con formaciones independentistas y de izquierdas que, como Esquerra Republicana de Cataluña, propugna la “insumisión fiscal” al Estado desde los ayuntamientos catalanes.

El alcalde de Barcelona, Xavier Trías, reciba a Ada Colau, ganadora de las elecciones municipales. El alcalde de Barcelona, Xavier Trías, reciba a Ada Colau, ganadora de las elecciones municipales.

El compromiso de ERC se materializó en un acto electoral en el que Marta Rovira, la “número dos” de Oriol Junqueras, prometió que todos los ayuntamientos gobernados por Esquerra pagarían los impuestos a la Generalitat y no al ministerio de Hacienda.

Esa propuesta será una de las medidas que Esquerra pondrá encima de la mesa para negociar el apoyo a gobiernos municipales en los que casos que el alcalde necesite su voto para ser elegido. Así ocurrirá en Barcelona, donde Ada Colau ya negocia con ERC, CUP y PSC para tratar de conseguir ser investida alcaldesa de la Ciudad Condal.

Ayuntamientos “insumisos”

Dirigentes de Esquerra Republicana aseguran a El Confidencial Digital que el cambio de gobierno municipal, tras los resultados del 24-M, supone una oportunidad única para conseguir que Barcelona se sume a los ayuntamientos catalanes que se han declarado “insumisos fiscales” al ministerio de Hacienda, y por tanto liquidarán los impuestos con la Agencia Tributaria de Cataluña.

Esas fuentes añaden que Barcelona es el gran objetivo de los independentistas, en esa campaña por dejar de pagar los impuestos al Estado y comenzar a abonarlos a la Generalitat. Aunque luego el gobierno catalán tiene luego que remitir el dinero a la Agencia Estatal de Administración Tributaria, la práctica de pagar los tributos a la agencia catalana supone una acción simbólica de “desconexión” con España.

“Conseguir que el ayuntamiento de Barcelona pague los impuestos a la Agencia Tributaria de Cataluña sería un triunfo brutal”, aseguran los impulsores de la “insumisión fiscal”, que destacan el gran volumen de impuestos que paga el ayuntamiento de Barcelona comparado con los pequeños y medianos gobiernos municipales que hasta ahora han secundado la campaña independentista.

El IRPF y el IVA de todos los empleados y funcionarios del consistorio barcelonés suponen una cantidad mucho mayor que la de casi todos los municipios “insumisos” juntos, ya que la ciudad cuenta con una plantilla de más de 6.000 funcionarios y en sus empresas municipales trabajan más de 5.000 de empleados, por lo que la cifra total supera las 12.000 personas empleadas.

Además de las cifras, los impulsores de esta idea destacan la relevancia simbólica que tendría que Barcelona se pusiera del lado de los ayuntamientos “insumisos” a la Agencia Tributaria española.

El objetivo de Esquerra y de la CUP, además de otras plataformas independentistas, es utilizar a partir de ahora los ayuntamientos que controlen para impulsar el proceso independentista antes del 27 de septiembre, cuando Artur Mas ha anunciado que celebrará elecciones al Parlamento de Cataluña a las que pretenden dar carácter “plebiscitario” en favor de la independencia.

Aquí se enmarca el empeño por que el mayor número posible de ayuntamientos catalanes se sumen antes del 27-S a la insumisión fiscal y liquiden los impuestos con la Agencia Tributaria de Cataluña y no con Hacienda: una campaña en la que Esquerra Republicana sobre todo, y también la CUP, se van a implicar en los próximos meses.

Trías se negó a sumarse a la campaña

Durante la legislatura 2011-2015, que ha acabado con las elecciones del 24-M, el alcalde de Barcelona, Xavier Trías se ha negado a sumarse a la campaña, que sí secundan otros ediles de Convergencia i Unió como el de Gerona. Trías sólo admitió integrarse en la Agencia Tributaria de Cataluña para gestionar la recaudación de los impuestos locales y los cedidos por el Estado a la Generalitat. Los impulsores de la práctica de pagar los impuestos a la Agencia Tributaria de Cataluña lo plantean como un paso más hacia la independencia.

Los independentistas creen que la necesidad de Ada Colau de contare con ellos para llegar a la alcaldía facilitará que ceda y acepte que el mayor ayuntamiento de Cataluña se sume a la “soberanía fiscal”.

Colau ha ido girando hacia posiciones más favorables al nacionalismo. Primero aseguró que votó “Sí-Sí” a favor de un estado catalán independiente en la consulta del 9 de noviembre, y más recientemente ha afirmado que será firme aliada en el proceso soberanista de Cataluña.

En estas páginas ya se ha contado que más de 80 ayuntamientos de Cataluña han ganado en los tribunales a la Delegación del Gobierno, que los denunció precisamente por liquidar los impuestos a la Agencia Tributaria de la Generalitat. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña considera que, como después de pagar al organismo catalán tiene que enviar el dinero al Ministerio de Hacienda, el gesto no queda más que como “una forma de expresión política sin efectos jurídicos”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··