Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Otro golpe para las empresas nacionales

Advertencia del Gobierno: Repsol, OHL y el AVE Moscú-San Petersburgo están amenazados por el veto de Rusia

El ICEX tiene identificadas las principales inversiones españolas que ahora corren peligro. Vladimir Putin ya ha hablado de represalias sobre la industria europea

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Preocupación en el Gobierno por la ampliación del veto ruso al sector industrial. Se considera que esa extensión de las represalias por la crisis con Ucrania pondría en peligro importantes inversiones españolas. Inquieta especialmente perder el AVE Moscú-San Peterburgo, pero también los posibles perjucios para Repsol y OHL.

Uno de los puentes del AVE. Uno de los puentes del AVE.

Vladimir Putin ya ha dejado caer que prepara nuevas acciones de represalia contra la industria. No ha concretado todavía qué tipo de sanciones, ni tampoco a qué países podrían afectar.

Estas medidas se unirían a las que ya ha aprobado y que afectan a la importación de alimentos de la UE, Estados Unidos, Canadá, Australia y Noruega a Rusia.

Los 18.000 millones del AVE Moscú-San Petersburgo

Uno de los grandes proyectos a los que optan ahora mismo las empresas españolas en Rusia es el AVE Moscú-San Petersburgo. Un trazado de 650 kilómetros con un presupuesto de 18.000 millones.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes empresariales, las sensaciones de la mayoría de las empresas que forman parte del consorcio español, encabezadas por Renfe y Talgo, eran muy positivas tras recibir el ‘espaldarazo’ del rey don Juan Carlos.

Se comprometió, meses antes de su abdicación, a implicarse personalmente para que el proyecto ruso caiga en manos de compañías españolas gracias a su especial afinidad con Vladimir Putin.

Este apoyo les servía para contrarrestar las pocas esperanzas que les quedan ya de hacerse con el contrato del AVE Río-Sao Paulo en Brasil, uno de los mayores proyectos de alta velocidad ferroviaria que hay planteados ahora mismo en el mundo.

Pero el escenario internacional ha cambiado radicalmente, lo que ha devuelto la incertidumbre a las empresas españolas, según ha confirmado ECD en fuentes empresariales.

Las fuentes consultadas recuerdan la situación similar de nerviosismo que se vivió tras el accidente del tren Alvia en Santiago el verano del año pasado, que costó la vida a 89 personas. También durante la crisis de Sacyr en las obras del canal de Panamá.

Otras empresas importantes afectadas: Repsol y OHL

En el marco del Foro Económico de San Petersburgo y con motivo del año dual España-Rusia, las empresas españolas Repsol, Talgo y Gestamp firmaron en 2011 importantes acuerdos con firmas rusas por más de 800 millones de euros.

En el caso de la petrolera, el memorando rubricado por Antonio Brufau y Musá Bazháyev estableció los términos para la creación de una empresa mixta, en la que Repsol tendría una participación del 49% y Alliance del 51%. La parte rusa aportaría sus campos de petróleo en la región de Samara y en la república de Tatarstán, cuyas reservas se calculan en unos 25 millones de toneladas de crudo. La producción actual sobrepasa el millón de toneladas anuales. Repsol contribuiría con el capital equivalente al precio de los activos de Alliance que se estima en unos 600 millones.

Por su parte, OHL tiene dos contratos en vigor ahora mismo: la construcción del Ferrocarril Ural-Polar y de un Hotel en la ciudad siberiana de Novosibirsk.

Se suma al terremoto que ya vive la agricultura española

Tal y cómo se contó en ECD, el veto del Gobierno ruso a las exportaciones de alimentos frescos de los países occidentales está provocando un terremoto en la agricultura española.

Por lo pronto, según alertan desde la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), se va a traducir en una importante caída de precios. Los productos agrícolas, especialmente en el sector de la fruta, se van a llevar la peor parte, advierten.

Etiquetas
, , ,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··