Sábado 23/06/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Junqueras ya estuvo a punto de bloquear los pagos por un plante a Montoro

Advertencia de los funcionarios catalanes a Quim Torra: “No pongas en peligro el cobro de nuestras nóminas”

Dan por hecho que, para forzar la recuperación del control de las cuentas de la Generalitat, se negará a enviar a Hacienda los datos de los 200.000 empleados públicos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El nuevo presidente catalán, Quim Torra, ha reclamado la devolución del control de las cuentas de la Generalitat, ahora en manos del Ministerio de Hacienda. Ha advertido que no aceptará que el Estado se niegue, lo cual anticipa ya el primer choque con el Gobierno central. Y los funcionarios han reclamado al Govern que no ponga en riesgo sus nóminas.

Quim Torra. Quim Torra.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, por fuentes de la Administración catalana, Hacienda volverá a reclamar a la Generalitat información sobre sus 170.000 funcionarios para poder afrontar el pago de las próximas nóminas, según el plan del Gobierno para controlar las cuentas catalanas, una vez que la semana que viene decaiga la aplicación del 155 con la formación del nuevo Govern.

En ese momento, los funcionarios dan por hecho que la Generalitat se negará a responder al requerimiento, con lo que se convertirán en los principales perjudicados del plante a Hacienda porque se pondrá en riesgo el cobro de sus nóminas.

“No pongas en peligro nuestras nóminas”

Por eso, los primeros pasos de Quim Torra tienen en vilo a los 227.578 funcionarios catalanes: 167.095 empleados directos de la Generalitat, a los que hay que sumar trabajadores de universidades y empresas públicas. El Gobierno autonómico destina cada mes unos 600 millones en gastos de personal.

Según ha podido confirmar ECD, por fuentes próximas a la Generalitat, los funcionarios han advertido por carta al nuevo president que, si no colabora con el Ministerio de Hacienda, y no facilita los datos de los trabajadores, pondrá en peligro el pago de sus nóminas en los próximos meses. “Y no vamos a tolerar pasar por ahí”, le han avisado.

Es necesario el reporte de la Generalitat

Fuentes próximas a Hacienda consultadas por El Confidencial Digital confirman que no podrá abonar los salarios de los funcionarios si antes la Generalitat no aporta la información laboral de los empleados públicos, para así lanzar las órdenes de pago con las que se autorizan las transferencias a los bancos.

El Ministerio podría ordenar a las entidades financieras que repitieran las transferencias del mes anterior. Pero existen cambios de un mes para otro: hay que tener en cuenta, por ejemplo, que las comunidades contratan médicos, enfermeros, celadores y profesores por días o por semanas.

La sanidad y la educación pública son dos sectores con una alta temporalidad. Así que Hacienda necesita el reporte de la Generalitat para librar las transferencias. En caso contrario, se corre el riesgo de que se genere cierta confusión en las pagas.

Junqueras estuvo a punto de bloquear los pagos

En la administración catalana recuerdan la incertidumbre vivida por sus funcionarios en septiembre del año pasado. El entonces vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, dio por suspendida la intervención de las finanzas de la Generalitat por parte del Estado, después de que el Supremo admitiera a trámite el recurso de la Generalitat.

Ello, a pesar de que el Alto Tribunal había dejado claro que la admisión a trámite del citado recurso no suspendía las medidas adoptadas por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Hacienda advirtió a Junqueras de que, si no cumplía con la orden por la que se intervenían las cuentas catalanas, el Estado no podría pagar las nóminas de los funcionarios.

Las órdenes de pago a los bancos contra las cuentas de la Generalitat deben contar con el visto bueno de Hacienda. Finalmente, ante la alarma suscitada en la mayoría de las consellerías y empresas públicas, el Govern reculó y los trabajadores cobraron a tiempo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·