Lunes 20/11/2017. Actualizado 11:46h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La Gendarmería tuvo que intervenir

Agredido un camionero español en Francia cuando grababa un acto de sabotaje en la frontera

El transportista ha presentado una denuncia por amenazas y golpes contra un centenar de agricultores galos que derramaron 30.000 litros de vino de su vehículo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Vuelven los ataques a camiones españoles en Francia. Se trata del segundo ataque en menos de dos meses. Pero esta vez, como principal novedad, con violencia física contra los transportistas, cuando intentaban protegerse por la pérdida de mercancía que estaban sufriendo.

Imagen de un camión volcado en la carretera. Imagen de un camión volcado en la carretera.

En concreto, un grupo de agricultores franceses destruyó este lunes unos 30.000 litros de vino procedente de España en el paso fronterizo de Le Boulou, cerca de La Junquera. La mercancía fue vertida a la carretera y destruida por los manifestantes.

El incidente se produce apenas dos meses después del último ataque, en el que destruyeron cerca de 20 toneladas de hortalizas y cítricos procedentes de Murcia.

Intimidación y empujones a un camionero

El ataque a los intereses españoles ha ido más allá en esta ocasión. Según ha podido conocer El Confidencial Digital por fuentes presenciales, los agricultores franceses amedrentaron a uno de los conductores de los camiones que sufrieron el ataque. Relatan que varias decenas de personas participaron en la intimidación del transportista.

Tras amenazar al conductor, le forzaron a bajar de la cabina y le obligaron a abrir la cisterna para derramar sobre la carretera toda la mercancía. La escena se producía ante la mirada impotente de otros camioneros españoles y sin la presencia, hasta ese momento, de agentes de la Gendarmería.

Según las fuentes consultadas, los asaltantes agredieron a uno de los camioneros mientras intentaba grabar los hechos con su móvil. Le zarandearon, le empujaron y le requisaron finalmente el dispositivo. Había recurrido al teléfono para que quedara constancia del incidente a través de fotografías y vídeos. Tuvo en cuenta que después debía dar explicaciones ante el propietario de la mercancía de lo que le había sucedido al producto.

La Gendarmería se vio obligada a actuar

En la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) critican que “ésta no es forma de protestar” y denuncian que los agricultores franceses lleven a cabo acciones delictivas. “Nos culpan de algo de lo que somos las principales víctimas: el bajo precio de nuestros productos”, explican.

Exigen el “fin definitivo” de las agresiones, que lejos de suponer un “incidente aislado” son ya “una tradición entre los compañeros del norte, tolerada también en este caso por la Gendarmería de aquel país”. “El Gobierno español debe responsabilizarse de la seguridad de nuestras empresas y de nuestras producciones”, subrayan.

Pero los transportistas ponen de relieve que, al contrario de las anteriores ocasiones, la Gendarmería sí se vio obligada a actuar esta vez porque “la agresión fue más allá de la producción y alcanzó a la persona”. Los agentes, además, acompañaron al agredido para que presentara una denuncia por el sabotaje.

Hasta ahora, “los gendarmes franceses permitían a los agricultores llevar a cabo sus actuaciones con total impunidad”, denuncian.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·