Sábado 26/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El juicio de ‘los Albertos’ pone en alerta a notarios y despachos de abogados: ha habido muchos más casos de pruebas falsas, sobre todo con e-mails

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La evidencia de que se fabricaron pruebas falsas en el caso Urbanor, y la consecuencia de que ‘los Albertos’ hayan sido procesados y juzgados, ha provocado la alarma en grandes bufetes de abogados y también entre los notarios. Se teme que los jueces tomen medidas en otros pleitos en marcha donde pudo existir también falsificación de pruebas.

Fuentes jurídicas consultadas por El Confidencial Digital cuentan que bufetes y procuradores se han puesto en marcha para comprobar si, en los respectivos sumarios en los que han intervenido, se han utilizado pruebas falsas, conscientes de que los jueces van a ser a partir de ahora mucho más sensibles y cuidadosos.

Según esas fuentes, casos famosos y casi olvidados podrían verse afectados por el descubrimiento de que en su día se falsificaron pruebas. Algunos de ellos acabaron en nulidades.

También hay notarios asustados, porque en su día avalaron algunas de esas documentaciones, sin dedicarles demasiada comprobación.

Estas falsificaciones se han producido, por ejemplo, mediante la creación de correos electrónicos que en realidad no existían pero que, autentificados por notarios y por eso convertidos en documento público, han sido luego aportados como prueba en juicios. Las fuentes consultadas hablan incluso de “cientos de falsificaciones”.

Según las fuentes consultadas por ECD, de muchos de esos e-mails falsos tiene ya constancia la Guardia Civil, a través del servicio de delitos telemáticos.

Lo que preocupa en muchos bufetes es el precedente del ‘caso Urbanor’, en el que los letrados se han visto implicados por la existencia de esas pruebas falsas. Las penas para estos delitos pueden ser de dos a ocho años de cárcel.

Hay abogados y bufetes muy conocidos que han comunicado a sus clientes que abandonan casos por la sospecha de hay pruebas falsas. Abogados y procuradores están rechazando encargos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·