Martes 22/05/2018. Actualizado 10:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Anunció que se marcha en 2016

Aplacada una rebelión para forzar el cese de Cándido Méndez al frente de UGT

Dirigentes del sindicato maniobraron para exigir su salida tras conocerse que se pagaron carteles, panfletos y viajes para delegados con fondos de las tarjetas black de Caja Madrid

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las críticas contra Cándido Méndez han arreciado en los últimos días tras conocerse los pagos, con fondos de las tarjetas black de Caja Madrid, de carteles, panfletos y comidas. Pero esta circunstancia no va a provocar un cambio de planes del secretario general. No va a adelantar su marcha.


Cándido Méndez. Cándido Méndez.

La semana pasada se conoció que UGT financió parte de sus gastos de acción social con las tarjetas opacas de Caja Madrid.

Rafael Eduardo Torres, miembro de la comisión de control de la entidad a propuesta de la central, reconoció que los 79.076 euros que figuran cargados en su tarjeta opaca se utilizaron para cubrir gastos como cartelería, pancartas o viajes para delegados del sindicato. “Ha sido la gota que ha colmado el vaso”, explican desde una federación regional crítica con la gestión de Méndez.

No se puede ya echar balones fuera”

El deterioro de la imagen de UGT es galopante y las bases “empiezan a sentir vergüenza del sindicato”. Así se lo han trasladado ya a la dirección federal algunos dirigentes de federaciones regionales, tras haber saltado este último escándalo a las primeras páginas de los periódicos.

Reconocen que ya están cansados de tener que decir que “el problema es la UGT de Andalucía y Asturias” y de distinguir constantemente entre la “UGT de aquí y la de allá” para que no les salpique la basura de otras federaciones.

“El pago de gastos propios del sindicato con fondos de las tarjetas black de Caja Madrid no permite ya echar balones fuera. El foco está ya hasta en la actual dirección federal en Madrid”, critica un veterano dirigente del sindicato.

Miles de militantes en toda España se ven obligados a dar explicaciones a diario ante la opinión pública, en las empresas y ante los compañeros de otras organizaciones, sobre los asuntos de corrupción que salpican desde hace meses a UGT.

No va a adelantar su salida

Según ha conocido El Confidencial Digital de fuentes próximas a Cándido Méndez, este último escándalo no va a cambiar la hoja de ruta del secretario general. Mantiene su intención de permanecer en el cargo hasta el Congreso previsto en 2016, tal y cómo anunció a finales de noviembre pasado.

En su entorno defienden que no es el momento más oportuno para abrir otro frente. Se insiste en que este año el calendario está repleto de elecciones sindicales en la Administración y en la mayoría de empresas, lo que haría complicado encajar un Congreso Confederal para llevar a cabo una sucesión ordenada.

Méndez abogó el pasado sábado por elevar los niveles de transparencia en la organización, utilizar los recursos de forma “más eficiente” y erradicar “los malos hábitos”. Se expresó así durante su intervención en la clausura de la Asamblea Consultiva Confederal de UGT.

También envió un claro mensaje a sus críticos: “Hay quien cree que cortando la cabeza del secretario general se elimina el dolor de cabeza, pero eso no es así”, declaró.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··