Sábado 25/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Por qué los sindicatos no van a por Arturo Fernández: sospechan que hay una campaña de un sector del PP contra Esperanza Aguirre y no quieren ser utilizados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, ha pedido "un tiempo de reflexión" fuera de la patronal después de ser acusado de pagar en negro a sus empleados. Los sindicatos no han atacado al empresario por este caso, al considerar que entrarían en un juego político entre el PP nacional y el madrileño.

El pasado lunes, empleados de Arturo Fernández en el Grupo Cantoblanco acudieron a la Cadena SER para denunciar que su jefe les pagaba las nóminas con dinero negro, sin declarar.

Desde que se conoció la noticia, diferentes sectores, incluida la Confederación Española de Jóvenes Empresarios, han pedido la dimisión del también presidente de la CEIM que, después de negar esas informaciones, ha pedido a la patronal un “tiempo de reflexión” para decidir sobre su futuro.

Entre los colectivos que han atacado duramente al empresario no estaban CCOO ni UGT, a pesar de la difícil relación de Fernández con los sindicatos, cuyo distanciamiento se hizo más patente desde las negociaciones sobre la reforma laboral en 2011.

Pues bien, según ha podido saber El Confidencial Digital, las centrales han decidido no ir a por el vicepresidente de la CEOE porque sospechan que existe una campaña de un sector del PP contra Esperanza Aguirre, que atacando al empresario persiguen "devolvérsela a la ex presidenta de la Comunidad de Madrid" y no quieren ser utilizados.

“No queremos entrar en una guerra política”

Fuentes bien situadas en Comisiones Obreras recuerdan que Arturo Fernández es uno de los empresarios más cercanos a Esperanza Aguirre, en su condición de presidente de la patronal madrileña, CEIM.

Por ese motivo, “existe la sospecha de que las acusaciones contra Arturo son una maniobra de la dirección nacional del PP para atacar a Esperanza Aguirre, y nosotros no queremos entrar en una guerra política”.

Desde CCOO aseguran que “todo este conflicto es más político que empresarial o laboral, por lo que preferimos quedarnos fuera”.

Los pagos en negro, habituales en hostelería

Además, las fuentes sindicales consultadas aseguran que “el origen de toda esta polémica, los pagos en dinero negro a unos empleados de su restaurante, no supone un escándalo al que debamos dar mayor importancia. Nos ha sorprendido la dimensión que ha adquirido la información”.

De hecho, “los pagos en ‘B’ son habituales en hostelería y en el mundo del ocio”, por lo que “no hay razón de peso para entrar en esta guerra”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·