Domingo 24/06/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Advierte de que “no sería tolerable repetir los errores del pasado”

El BCE exige a la banca española que frene la concesión de créditos para financiar las vacaciones

Ha detectado un repunte significativo de préstamos a clientes con elevado riesgo de impago

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mensaje del BCE a la banca española. Ha alertado de que deben tomar precauciones en la concesión de créditos al consumo, destinados en estos meses pre-veraniegos a la financiación de planes de vacaciones. Advierte de que “no sería tolerable volver a repetir los errores del pasado”.

Mario Draghi, presidente del BCE. Mario Draghi, presidente del BCE.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los contactos, el BCE es consciente de que este repunte responde más a una decisión de los clientes, como resultado de una mejora de sus expectativas económicas y laborales, que a una estrategia desplegada por los bancos.

Pero no pasa por alto que la velocidad de crecimiento del crédito al consumo en España contrasta con la que se observa en el resto de la UE: mientras que aquí crece a ritmos superiores al 10% desde 2016, en la zona euro avanza con ratios en torno al 6%.

El Banco Central Europeo funciona ya a pleno rendimiento como vigilante de la banca comunitaria y los técnicos de su Mecanismo Único de Supervisión (MUS) llevan tiempo trabajando en las sedes de las entidades financieras que en noviembre de 2014 quedaron bajo su paraguas.

En este sentido, y según ha podido saber ECD de fuentes financieras, el supervisor único ha llamado la atención a los bancos españoles porque ha venido detectando, ya desde al menos el ejercicio 2016, un repunte significativo de préstamos al consumo concedidos a clientes con elevado riesgo de impago.

Les ha insistido en que el endeudamiento debe ser acorde con la capacidad económica de cada familia. Antes de la crisis, muchos españoles apostaron por la financiación para la compra de coches o sufragar planes de vacaciones. Algunas de estas acciones fueron muy criticadas y se acusó a estas familias de vivir por encima de sus posibilidades.

No obstante, la fortaleza del crecimiento, que a lo largo de toda la etapa expansiva está excediendo al observado en el conjunto del área del euro, ha permitido que a mediados de 2017 el PIB de la economía española recuperara el nivel previo a la crisis.

El BCE entiende, por tanto, que esta fortaleza venga acompañada de un mayor optimismo de las familias, y que el crédito sea mayor que en otras áreas de Europa donde la recuperación no es tan acentuada. En todo caso, considera que esa apertura del crédito debe acompañarse de una gestión responsable por parte de las entidades.

Se han ido relajando los criterios para la concesión

El Banco de España acaba de alertar también de que, durante el cuarto trimestre de 2017 se relajaron los criterios de aprobación de préstamos en España en los segmentos de financiación a los hogares. Mientras, se mantuvieron estables en el de sociedades. Además, durante ese periodo la demanda de crédito de los hogares aumentó moderadamente.

En junio de 2017 se concedieron 127.162.909 miles de euros en préstamos a las familias dedicados al consumo (no vivienda). Este dato fue el mayor de 2017 y superó al registrado en el mismo periodo de 2016, cuando la cuantía de préstamos ya había ascendido a 121.297.727 miles de euros. Además, la cifra de 2017 es superior a los registrados entre 2013 y 2016 por lo que comenzó a detectarse un cambio de tendencia.

Tras siete años de caídas anuales, los créditos volvieron a repuntar en 2016. Pasaron de 444.988.323 miles de euros de 2015 a cerrar 2016 en 464.859.932 miles de euros, siendo junio el mes con el dato más alto.

Una tendencia que comenzó a acentuarse en 2016

La tendencia se repitió en 2017. El mes de junio volvió a liderar y el año cerró en 489.466.808 miles de euros.

Si se analizan los datos del Banco de España, en los años previos a la crisis, el cuarto trimestre del año era cuando se concedían más préstamos. Esta tónica cambió en julio de 2008, que fue cuando más dinero se concedió a las familias para el consumo.

En concreto, la cantidad ascendió a 171.787.948 miles de euros. Este dato contrasta con el mínimo que se registró en marzo de 2015. Entonces, la cantidad fue de 108.011.528 miles de euros. A pesar de ello, en el trimestre pre-vacacional volvió a subir hasta los 116.024.882, un nivel que ya no se perdería en los siguientes meses de junio.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·