Viernes 24/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Se enfrenta a una multa por retrasar la formulación de cuentas

BQ despide al 15% de la plantilla

La firma española, líder en el diseño y fabricación de smartphones, ha comenzado el desmantelamiento de departamentos y ha fracasado en el intento de competir con Spotify

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Aumentan los problemas en BQ. El fabricante español está acelerando en el último mes los despidos en varios departamentos de la compañía. Los trabajadores hablan de un “ERE encubierto”.

Sede de BQ en Las Rozas, Madrid. Sede de BQ en Las Rozas, Madrid.

Tal y cómo se contó en ECD hace diez días, varios partners de BQ habían recibido la orden de paralizar acuerdosdejando a un lado así proyectos que se estaban desarrollando de manera conjunta.

La dirección de la compañía les trasladó este mensaje en reuniones de “carácter urgente”. Para estas convocatorias se exigió la presencia de los máximos responsables de las distintas divisiones y empresas colaboradoras.

La decisión, según pudo saber también entonces ECD, está relacionada con los últimos resultados económicos de la firma. Esa es, al menos, la explicación que se ofrecía a los asistentes a estas reuniones.

La rescisión de los contratos y el freno de los programas que estaban en marca serían, por tanto, consecuencia de las malas cifras del último ejercicio.

Ahora, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes internas de la empresa, alrededor de 200 empleados han abandonado la compañía en el último mes. Representa más del 15% de la plantilla, que ronda los 1.300 trabajadores.

Se están desmantelando departamentos enteros

Aseguran que la mayor parte de los despidos se están produciendo en los departamentos de software, finanzas y marketing, que se ubican en las oficinas centrales de Las Rozas, al norte de Madrid.

El motivo principal que se traslada oficialmente a los trabajadores es la paralización de la expansión en Europa que estaba prevista en países como Portugal, Italia y Noruega.

Algunos trabajadores critican ahora las inversiones de grandes cantidades de dinero en “proyectos megalómanos” como un fallido intento de competir contra Spotify, el servicio de música digital que da acceso a millones de canciones.

Despidos de trabajadores con varios años en la empresa

Hasta este momento, la dirección de la compañía venía justificando los despidos porque se producían a cuentagotas. Argumentaba hasta hace unas semanas que este ejercicio, tras la campaña de Navidad, no se habían podido renovar los contratos temporales de algunos empleados.

Sin embargo, según el testimonio de varios trabajadores, BQ ha comenzado ya a prescindir de un buen número de trabajadores que llevaban varios años en la empresa y que “de un día para otro le quitan el ordenador y se lo llevan fuera”.

Los empleados denuncian un “ERE encubierto”

Las fuentes internas consultadas por ECD ponen el ejemplo de las bajas que se han puesto en marcha, en las últimas semanas, para denunciar un ERE encubierto: “Son todos despidos disciplinarios porque, si fueran objetivos, tendrían que pasar una inspección de trabajo y les obligarían a reconocer el ERE”.

Entre los motivos aducidos para ejecutar las bajas se encuentran peleas con compañeros, faltas de respeto, baja productividad o discusiones con los superiores.

15 días de retraso en la presentación de cuentas

El nivel de facturación del ejercicio del año 2015 no ha cumplido con las previsiones. Las cifras han sido inferiores a lo esperado inicialmente por la empresa. Es el motivo interno que se maneja para que la formulación de las cuentas se haya retrasado hasta 15 días.

Hay que recordar que el 31 de marzo era el límite de plazo que tienen los administradores para formular las cuentas. Es decir, para realizar el cierre contable y depósito de las cuentas anuales correspondientes al ejercicio pasado.

La facturación de BQ en 2015 fue de 244 millones de euros, con un beneficio después de impuestos de 3,7 millones. Su principal división fue la de dispositivos multimedia, con 1.458.000 unidades vendidas (117.000 más que en 2014).

La empresa, sin embargo, reconoce que se prepara para afrontar la nueva situación de este sector que, según todos los indicadores, experimentará un crecimiento nulo o negativo durante 2016.

Conflictos laborales desde hace dos meses

No es el único problema que ha tenido que afrontar BQ en los últimos meses. El pasado marzo se conocía que la compañía había despedido, desde noviembre, a 80 trabajadores de su servicio de soporte técnico y post-venta.

La plantilla emitió una nota exigiendo a la empresa que mantuviese la totalidad de los 700 empleados de reparaciones que trabajan en la sede de Rivas-Vaciamadrid. Estos despidos se argumentaron explicando que los terminales son cada vez más fiables, lo que supone una menor incidencia de errores en los teléfonos.

ECD ha intentado obtener el parecer oficial de la compañía sobre esta información. Un portavoz oficial de BQ ha rehusado realizar comentarios.

Etiquetas
, , ,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·