Martes 12/12/2017. Actualizado 10:11h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El Banco de España no quiere volver a ver una crisis de cajas en 30 años. Se anuncia otra ola de fusiones: en un par de años quedarán una o dos por comunidad como máximo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Banco de España no quiere volver a ver una crisis de cajas de ahorros en 30 años. Es la posición de la entidad que preside Fernández Ordóñez, que se ha puesto a ello interviniendo en los procesos de fusiones. En los próximos meses habrá una nueva oleada.

Expertos de consultoras que trabajan en fusiones de cajas, con los que ha hablado El Confidencial Digital, anuncian para los próximos meses una segunda oleada de uniones, de forma que el número de entidades no se va a quedar en las 26 actuales. El Banco de España baraja la cifra de 12 a 15 entidades como máximo, en el plazo de un par de años.

Las nuevas normas de capitalización internacional que se acaban de aprobar (Basilea III) obligan a las entidades financieras a dotarse de más capital, un seguro ante futuras crisis, pero el tamaño va a seguir siendo importante en el futuro, según estos medios.

Las cajas harán primero un saneamiento de balance muy fuerte. Las fusiones pactadas les obligan a aflorar y limpiar todas las pérdidas en un sólo ejercicio, según los acuerdos de fusión que han presentado al Banco de España.

La segunda parte es el refuerzo de capital, con dinero del FROB, y entrada de socios privados (cuotas participativas), reducción de plantillas y cierre y venta de oficinas. Pricewaterhouse calculó hace meses que sobran 12.000 sucursales y 35.000 empleados. Se baraja un máximo de 20.000 prejubilaciones, en negociaciones ya con los sindicatos.

Este saneamiento, despidos y cierre de oficinas, va a producir sinergias (ahorros) de más de 500 millones de euros para las nuevas cajas.

Todo eso irá muy rápido, pero ahí no se acaba la reconversión. El Banco de España quiere más fusiones a medio plazo y más tamaño de las entidades. Como muchas de las nuevas entidades terminarán por ser bancos, el banco emisor tendrá las manos libres, al margen de las autonomías, y podrá pilotar con mayor libertad un nuevo proceso.

En el mapa futuro no habrá más de una o dos cajas por comunidad autónoma. El banco emisor tiene en la cabeza que las cajas que sobrevivan a este proceso de fusiones en dos fases, se conviertan en una especie de “bancos regionales”, de un tamaño respetable, muy dotados de capital, y muy sanos.

Según las fuentes consultadas, “el Banco de España no quiere volver a ver una crisis de cajas en 30 años. Quiere una fuerte profesionalización, los políticos fuera de las cajas y una supervisión más dura”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··