Domingo 21/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Banesto será el vehículo de Botín para quedarse con la CAM: el Santander busca eludir la penalización de los mercados y colocar su filial como líder de la banca minorista en España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Banco Santander trabaja ya en una oferta para pujar en la subasta por la Caja de Ahorros del Mediterráneo. Emilio Botín busca evitar la penalización de los mercados con una compra de la caja alicantina protagonizada por Banesto. La operación permitiría, también, situar a la filial entre los mayores grupos financieros del país.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes financieras, Botín ha tomado esta decisión tras escuchar los consejos de los bancos de inversión, que no le aconsejaban articular la compra de la CAM a través del Santander. Consideran que la operación, que reforzará la posición en España del ganador de la puja, puede penalizar a la entidad en los mercados internacionales.

Una adquisición de la Caja de Ahorros del Mediterráneo entraría en contradicción con la estrategia de diversificación internacional de sus beneficios. Además, le perjudicaría su identificación con España cuando la mayor parte de sus resultados se generan fuera del país. Aconsejan a Emilio Botín que presente al banco como grupo multinacional.

Sin embargo, la compra a través de Banesto si parece lógica. Se trata de una entidad doméstica, sin actividad fuera de España, por lo que se considera que tiene sentido estratégico presentar una oferta a través de esta filial del Banco Santander para consolidarla como líder indiscutible de la banca minorista.

El asesor del Banco de España en la operación, Bank of America Merrill Lynch, ya está distribuyendo el cuaderno de venta a potenciales compradores con el objetivo de que presenten ofertas no vinculantes para finales de septiembre.

Según las fuentes consultadas, el tamaño de la CAM y sus problemas hacen que sólo las mayores entidades financieras de España con suficiente fortaleza de capital y capacidad de acceso a los mercados financieros puedan asumirla, sobre todo, si se mantiene la decisión de Elena Salgado y Miguel Ángel Fernández Ordóñez de no trocearla.

Además, en un contexto de volatilidad de los mercados, cualquiera de los grandes bancos españoles que decida dar un paso al frente deberá medir muy bien sus movimientos para no espantar a los inversores y provocar un perjuicio en la matriz superior al beneficio obtenido con la absorción de la caja alicantina.

Sus resultados del primer semestre, con pérdidas superiores a 1.100 millones de euros y una morosidad del 19%, alimentan otra vez los temores sobre la salud de las cajas de ahorros con problemas en España.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·