Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Ha alegado “cuestiones personales”

Belén Romana deja el ‘banco malo’ para no reconocer unas pérdidas de 700 millones

El Banco de España fijará el marco contable para aprobar las cuentas de la Sareb de 2014. La ex presidenta no estaba dispuesta a asumir números rojos por segundo año

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Belén Romana no estaba dispuesta a tener que asumir números rojos en la Sareb por segundo año consecutivo. La aprobación de las cuentas está pendiente de la circular del Banco de España que fijará el marco contable. La exigencia de nuevas provisiones podría arrastrar a la entidad a unas pérdidas que se aproximarían a los 700 millones.

Jaime Echegoyen y Belén Romana. Jaime Echegoyen y Belén Romana.

La presidenta del banco malo, Belén Romana, presentó este lunes al consejo de administración de la Sareb su renuncia voluntaria como presidente de la entidad.

Una circunstancia que, según ha confirmado El Confidencial Digital en fuentes financieras, ha provocado una enorme sorpresa en el sector, incluso a algunos de los bancos accionistas de la entidad.

Desde el entorno de Romana en Sareb niegan tajantemente que su salida se deba a presiones de ningún tipo, sino simplemente a “razones personales”. Tampoco que su abandono esté relacionado con una aplicación de otro deterioro a sus cuentas de 2014 por el impacto de nuevas provisiones. Aseguran que era un escenario con el que la ex presidenta ya contaba.

A semanas de fijar la nueva norma contable

Sin embargo, fuentes bancarias, consultadas por ECD, no pasan por alto que su salida se produce, concretamente, a escasas semanas de la circular del Banco de España, que deberá fijar el marco contable que permita aprobar las cuentas correspondientes al año 2014.

De momento, la circular del Banco de España que establece estas normas se encuentra en el Consejo de Estado esperando su dictamen. En 2013, la sociedad ya tuvo que presentar pérdidas porque el supervisor le impuso una provisión inicialmente no contemplada, precisamente por la ausencia de esa circular.

Que la sociedad vuelva a incurir en pérdidas

En ámbitos de la Sareb temen que una nueva exigencia de provisiones en las próximas semanas ponga contra las cuerdas los resultados de la sociedad también este ejercicio.

En el caso de 2014, se estima que el supervisor aplique ajustes específicos en las carteras más problemáticas complicando la consecución de los beneficios de su plan de negocio, y arrastren a la entidad a pérdidas por segundo año consecutivo. Unos números rojos que algunos analistas sitúan en los 700 millones.

De hecho, otras fuentes sostienen, en esta línea, que Romana no estaba dispuesta a asumir de nuevo pérdidas, y que su gestión quedase totalmente ensombrecida, después de que durante sus dos años de mandato se han generado casi 9.000 millones de euros en ingresos, con cerca de 24.000 inmuebles vendidos, y ha amortizado el 11% de la deuda con la que se creó la sociedad. Esto ha permitido, se destaca en su equipo, un ahorro a los contribuyentes de 7.400 millones.

Números rojos de 250 millones en su primer año

La sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria ya tuvo que remitir, como se ha indicado anteriormente, una consulta al supervisor para cerrar las cuentas de 2013, ejercicio en el que se le impusieron dotaciones extraordinarias de 259 millones de euros para cubrir el deterioro de sus préstamos participativos dejando el resultado anual en unas pérdidas de 261 millones de euros.

El Banco de España emitió un primer borrador de la circular que fijará la metodología contable de Sareb el pasado mes de mayo. El texto obligaba a la sociedad que preside Belén Romana a volver a tasar toda su carga, unos 50.000 millones de euros en activos, completando el 30% del análisis en 2014, llegando al 60% este año, y culminando la valoración durante 2016.

Al poner su cartera a precio de mercado, Sareb debería cubrir las minusvalías detectadas con las improbables plusvalías producidas, o bien ajustar el deterioro con cargo a la cuenta de pérdidas y ganancias del periodo en que se evidencie.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··