Domingo 27/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El Gobierno no le hizo caso cuando avisó del ataque contra YPF en Argentina

El CNI investiga conspiraciones internacionales para expropiar a Repsol, BBVA y Telefónica en Venezuela

Agentes expertos en seguridad económica han contactado con multinacionales de todo el mundo para averiguar si algunas maquinan para quedarse con los negocios de las empresas españolas en ese país

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Centro Nacional de Inteligencia está movilizado ante la amenaza de expropiación que planea en Venezuela sobre Repsol, BBVA, Iberia y Telefónica. Agentes especializados en seguridad económica están realizando discretas gestiones para identificar e interceptar maniobras internacionales que promuevan una represalia del Gobierno de Maduro contra las empresas españolas con la intención de quedarse con ellas. 

El presidente de Venezuela, Nicolas Maduro. El presidente de Venezuela, Nicolas Maduro.

Tras las declaraciones de las últimas semanas del presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusando a España de conspirar contra su país, el Gobierno de Mariano Rajoy se ha puesto en alerta ante la posibilidad de que las empresas españolas con presencia en Venezuela puedan ser expropiadas.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes de la Inteligencia Española, el CNI está extremando su vigilancia para proteger los intereses de las principales empresas en Venezuela, por la vía de detectar si existen ‘conspiraciones económicas’ cuyo objetivo final es hacerse con las empresas españolas.

El CNI lleva en alerta desde hace tres meses

El centro de inteligencia se mantiene en alerta desde hace, al menos, tres meses, es decir, mucho antes de las amenazas públicas de expropiación manifestadas por Maduro hace ahora dos semanas.

Según las fuentes consultadas, agentes del CNI especializados en investigar ataques económicos contra España, están realizando consultas a analistas internacionales y a multinacionales de todo el mundo para conseguir información sobre los planes de expropiación del Gobierno de Venezuela.

Las empresas españolas en aquel país, encabezadas por Repsol, Telefónica, BBVA, Iberia, Mapfre y Meliá Hoteles, acumulan un riesgo de, al menos, 9.000 millones de euros, por lo que el impacto de cualquier represalia sería sustancial.

Contactos de Venezuela con multinacionales

Los ‘espías’ quieren saber, fundamentalmente, si existen grandes multinacionales (energéticas, bancos, operadoras de telecomunicaciones…) que están interesadas en los negocios de las empresas españolas en Venezuela y que por tanto medien ante el Gobierno venezolano para ‘animarle’ a nacionalizaciones.

Los movimientos que siguen analistas y agentes del CNI persiguen interceptar negociaciones abiertas entre empresas extranjeras

El centro de inteligencia se mantiene en alerta desde hace, al menos, tres meses

class="mce"> y miembros del Gobierno de Nicolás Maduro, que incluso podrían ocultar propuestas de enriquecimientos personales a esos políticos.

Quién se beneficia con las expropiaciones

Otra de las incógnitas que está tratando de resolver actualmente la Inteligencia española, a través de los contactos con reconocidos analistas del mercado, es quién, en concreto, se puede beneficiar económicamente de la expropiación a las empresas españolas en Venezuela.

Los esfuerzos se centran en conocer detalles sobre quiénes obtendrían importantes beneficios económicos si Maduro decide cumplir su amenaza.

Buscan expresamente destapar si miembros del Ejecutivo de Venezuela se habrían ofrecido ya como ‘conseguidores’ a compañías interesadas en ocupar el vacío que dejarían Repsol, Telefónica, Iberia o BBVA, y también si se han puesto sobre la mesa “incentivos económicos” para los mediadores venezolanos.

No repetir los fallos del ataque contra YPF

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD reconocen que el Gobierno no está dispuesto a que se repitan ahora los mismos errores que no permitieron adelantarse a la expropiación a Repsol del 51% de YPF en Argentina.

Recuerdan que, en aquella ocasión, el Centro Nacional de Inteligencia informó varios meses antes a las autoridades españolas de que el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner preparaba un “golpe de efecto” en el corto plazo contra la petrolera, y de que la amenaza “iba en serio”.

Tal y cómo se contó en aquel momento en ECD, agentes del CNI enviaron serias advertencias a España. La fiabilidad de esos datos, según la fuente y su posición, hacía muy relevante el documento.

Sin embargo esos informes, aunque fueron tomados en cuenta por el Gobierno, no parecieron determinantes. El equipo de Mariano Rajoy dio más credibilidad a las fuentes diplomáticas, que hablaban sólo de un “pulso” en ciernes de Kirchner con la petrolera española: nada que no fuera una estrategia mercantil y negociadora ante las previsiones de que Vaca Muerta se convertiría en uno de los mayores descubrimientos de crudo del planeta.

Llamadas a brokers en el escándalo de Gowex

Tal y cómo se contó también en ECD, el Centro Nacional de Inteligencia igualmente se movilizó con intensidad ante el escándalo financiero de Gowex.

El fraude, que sacudió los mercados españoles el pasado verano y supuso un golpe a la Marca España, provocó que agentes del Centro especializados en ataques económicos realizaran llamadas a brokers para tratar de averiguar qué había podido ocurrir.

Los ‘espías’ cuestionaron, en esos contactos, qué era Gotham City Research y quién estaba detrás de esa firma de análisis. También se interesaron por si Jenaro García había apostado a la baja en la acción para beneficiarse de la caída de la cotización.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·