Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La Comisión ha propuesto retirar esta tarifa el 15 de diciembre

Campaña de las telecos para que el Gobierno exija a Bruselas que no elimine el roaming

La patronal Ametic ha enviado un escrito a Industria advirtiendo de millonarias pérdidas para el sector

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La decisión de Bruselas de crear el Mercado Único Digital en Europa para 2020 no va a ser fácil. Al menos en lo referente a conseguir que las llamadas desde el teléfono móvil cuesten lo mismo en todos los países de la Unión y quede sin efecto el conocido como 'roaming', es decir, el recargo que pagan los usuarios por hacer llamadas o enviar mensajes cuando se sale del ámbito de cobertura de la compañía contratada.

Smartphones de diferentes marcas. Smartphones de diferentes marcas.

Con el objetivo de alcanzar ese Mercado Único Digital, la Eurocámara aprobó por mayoría el pasado mes de abril eliminar el 'roaming' a partir del 15 de diciembre de 2015. Sin embargo, la presión de las grandes operadoras europeas está consiguiendo que los dirigentes estén pensando en un aplazamiento de la entrada en vigor de la norma.

En España, el Gobierno de Mariano Rajoy también está recibiendo presiones para que defienda ante Bruselas la vigencia de este recargo que sufren los usuarios cada vez que salen de su país y usan el teléfono móvil para llamar, enviar mensajes o entrar en internet.

Así, de acuerdo con las fuentes del sector consultadas por ECD, la organización que engloba en nuestro país a las operadoras, Ametic, ha enviado un escrito al ministerio de Industria con sus propuestas y opiniones sobre ese Mercado Único Digital.

Entre esas propuestas, se encuentra la petición de que el Gobierno español defienda ante Bruselas el mantenimiento del 'roaming' con el argumento de que su eliminación supondría pérdidas millonarias para el sector con el consiguiente perjuicio para las inversiones y el desarrollo de nuevas tecnologías.

“Es increíble que en Europa haya libertad de movimiento de capitales y de personas pero haya que pagar un recargo para llamar por teléfono en cuánto sales de España”, aseguran fuentes del sector críticas con las operadoras. Ametic no ha contestado a la llamada de este confidencial.

Último ejemplo

El escrito de Ametic a Industria es sólo el último ejemplo de la campaña iniciada por las telecos contra la pretensión de la Comisión Europea de eliminar este recargo en las llamadas. El mismo día que el Europarlamento votó a favor de su eliminación en diciembre de 2015, la patronal europea, GSMA, emitió un comunicado advirtiendo de los costes de esa decisión: 5.000 millones de euros en pérdidas.

Posteriormente, en octubre de 2014, un grupo de expertos españoles y austríacos envió un documento a Bruselas en el que se oponía a la decisión de eliminar el roaming y alertaba de la posible desaparición de muchos operadores que tendrían que revisar sus tarifas.

Este grupo de expertos argumentaba que con la eliminación del 'roaming' se estaba beneficiando a los europeos que viajan frente a los que no viajan, puesto que los que nunca salen de su país estarían subvencionando las tarifas baratas de quiénes sí se mueven por Europa.

Además, las operadoras aseguran que si se elimina el roaming la primera consecuencia será subir el precio de las llamadas nacionales, lo que acabará siendo un perjuicio para los consumidores. La CNMC también se ha alineado con las operadoras y emitió un informe en diciembre pasado en el que advertía que España saldría perdiendo con esta medida puesto que, al ser un país receptor de turistas, es un país receptor de ingresos de roaming.

Retraso

En el sector se da por hecho que efectivamente la medida acordada en abril de 2014 por la Eurocámara no va a entrar en vigor el 15 de diciembre próximo. Las últimas noticias al respecto son que los Ventiocho estarían negociando un retraso en la entrada en vigor de la medida o, al menos, que se hiciera de forma paulatina.

El 'roaming' se ha ido reduciendo poco a poco desde que en 2008 la Comisaria de Competencia, Nelly Kroes, inició su particular batalla contra este recargo. La última bajada se produjo en julio del año pasado, cuando las llamadas pasaron a costar 19 céntimos el minuto y el mega de internet de 45 céntimos, a un máximo de 20.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·