Jueves 24/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

La cita tuvo lugar en el Hotel Villamagna

El Rey Juan Carlos ha recibido en Madrid a un emisario de Arabia Saudí para desbloquear el AVE La Meca-Medina

El monarca le entregó el nuevo plan de ejecución acordado por las empresas españolas que contempla reducir a la mitad el retraso de las obras

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El contencioso del AVE La Meca-Medina parece pacificado definitivamente gracias a un reciente encuentro del Rey Juan Carlos en Madrid con un emisario de Arabia Saudí. El monarca ha conseguido calmar los ánimos de las autoridades saudíes.



Ana Pastor y el rey don Juan Carlos. Ana Pastor y el rey don Juan Carlos.

Según ha confirmado El Confidencial Digital por fuentes empresariales de alto nivel, don Juan Carlos ha vuelto a protagonizar una gestión clave para salvar el contrato del AVE La Meca-Medina.

Su primera intervención decisiva consistió en un viaje de emergencia a Arabia Saudí, desvelado en estas páginas y que realizó a finales de enero. Ahora se ha tratado de una discreta reunión celebrada en la capital de España.

Almuerzo en el Hotel Villamagna

Don Juan Carlos celebró un almuerzo con Amr Abdulá Al-Dabbahg, el máximo responsable del comité encargado de las inversiones en Arabia Saudí. El encuentro se llevó a cabo de forma discreta en el Hotel Villamagna de Madrid hace dos semanas.

En la cita, el Rey aprovechó para entregar a su interlocutor un informe que contenía el nuevo plan de ejecución acordado por las constructoras españolas. El documento se compromete por escrito a reducir, prácticamente a la mitad, los retrasos acumulados en las obras y atender así a las exigencias del contratista.

El Rey Juan Carlos está empeñado

Tal y como se ha contado en ECD, el Rey Juan Carlos ha confesado a personas de su confianza que la negociación que trajo a España el AVE La Meca-Medina, un contrato valorado en más de 6.500 millones de euros, ha sido “su último gran logro”.

No está dispuesto, por tanto, a permitir ahora un “descarrilamiento” que ponga en riesgo el macro proyecto. Desde el consorcio reconocen que “por eso don Juan Carlos está empeñado en que esto salga adelante”. Gracias a esta implicación, sus gestiones están siendo de gran ayuda.

Explicaciones insuficientes

Los retrasos en las obras del AVE llevaban meses generando un clima de gran tensión entre las autoridades de Arabia Saudí y las empresas españolas. En algún momento, se ha visto incluso amenazada la propia continuidad del proyecto.

El consorcio ha insistido en reiteradas ocasiones en que gran parte de la culpa no es española. Los retrasos del consorcio chino en la entrega de los trabajos de la primera fase han influido decisivamente en el incumplimiento del calendario.

Sin embargo, esas explicaciones no han resultado suficientes para las autoridades saudíes. Ni el propio rey Juan Carlos logró convencer de este punto a las autoridades locales en su último viaje.

El monarca consiguió salvar un contrato que se encontraba al borde del precipicio al trasladar a los directivos de las 14 compañías involucradas en el proyecto que era “fundamental” reducir los retrasos acumulados. Se trataba de un punto innegociable, al margen de quién fuera el responsable de esas demoras.

Nuevo plan de ejecución

Según las previsiones iniciales, el primer tramo de 80 kilómetros debía entregarse en abril de este año. La infraestructura al completo debía estar lista para operar a finales de 2016, aunque los viajes comerciales no comenzarán hasta 2017

Ahora, según ha sabido El Confidencial Digital, las constructoras españolas se han comprometido en el nuevo plan de ejecución a realizar un ajuste y a asumir lo máximo posible el desfase que se ha heredado.

Cada una de las 14 compañías implicadas en el proyecto ha puesto sobre la mesa el ajuste y el esfuerzo límite que puede asumir para culminar la obra en el menor tiempo posible. Todo ha quedado por escrito.

Reducir el retraso a la mitad

En un documento que ha conocido ECD a través de técnicos que han participado en su elaboración, las empresas han detallado el nuevo calendario que permitirá reducir el año de retraso a casi la mitad.

Cargando este desajuste sobre la parte de ejecución que le corresponde a España, lo que antes se iba a desarrollar en un año se realizará, aproximadamente, en seis meses. Existe el compromiso de entregar el primer tramo en otoño de este 2015.

Para lograrlo, cada empresa ha desglosado, en este informe destinado a las autoridades saudíes, el refuerzo previsto de equipos humanos y nueva maquinaria que va a desplegar en la zona para cumplir la nueva agenda.

Ahora sólo queda esperar la reacción de Arabia Saudí al nuevo plan español para esta infraestructura estratégica.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··