Miércoles 22/11/2017. Actualizado 03:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El apoyo español al Centro Interreligioso promovido por Arabia Saudí aceleró la concesión del sustancioso contrato del AVE Medina-La Meca

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las autoridades saudíes comunicaron ayer la concesión definitiva de macro proyecto de construcción del AVE Medina-La Meca a un consorcio de compañías españolas. Un sustancioso contrato de 6.700 millones de euros, que se vio ‘engrasado’ por el apoyo a la creación por Arabia Saudí de un centro interreligioso.

El anuncio se ha producido el mismo día que llegaba a Riad Felipe de Borbón para participar en los funerales por el príncipe heredero, fallecido hace pocos días. Según ha sabido El Confidencial Digital, don Juan Carlos telefoneó al monarca saudí para agradecerle la concesión.

Hace unos días, la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, acudió presurosa a Viena, para firmar la constitución del “Centro Rey Abdalá bin Abdelaziz para el Diálogo Interreligioso e Intercultural”, una iniciativa promovida por el régimen saudí que pretende ser un instrumento para la prevención y solución de conflictos.

Apoyo de España

España se apuntó con entusiasmo al proyecto porque paralelamente estaba en juego el contrato del AVE.

A la iniciativa saudí se sumó Austria, que tendrá la sede del Centro, y España, que lo enmarca dentro de la Alianza de Civilizaciones, a pesar de que ha habido numerosas críticas porque Arabia Saudí no es precisamente un modelo de tolerancia religiosa. Entre otras cosas, no hay un solo templo cristiano autorizado en el país, donde la corriente religiosa imperante, el wahabismo, es de las más radicales.

A los doce días de la firma de constitución del Centro de Viena por la ministra española, se ha producido el anuncio de la concesión.

Competencia francesa

El consorcio formado por las compañías públicas Renfe Adif e Ineco (dependientes de Fomento) y las privadas OHL, Cobra (ACS), Consultrans, Copasa, Imanthia, Inabensa, Dimetronic, Indra y Talgo se encargará finalmente de la construcción del AVE, frente a otro consorcio formado por empresas francesas.

Talgo será la encargada de suministrar los 35 trenes, y las empresas españolas copan el 88% de un consorcio denominado “Al-Shoula” que se completa con dos sociedades saudíes (Al Shoula y Al Rosan).

Se calcula que utilizaran el tren de alta velocidad millones de peregrinos, que podrán hacer los 450 kilómetros que separan Medina de La Meca en sólo dos horas y media.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·