Lunes 11/12/2017. Actualizado 13:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Las contradicciones en los mensajes de los ministros económicos no son casuales. Cristóbal Montoro asume el papel de lanzar ‘advertencias’ a Bruselas y Sáenz de Santamaría el de dar ‘garantías’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las contradicciones en los mensajes de la cúpula económica del Gobierno se han venido repitiendo con frecuencia en las últimas semanas. Pero no son casuales. En Hacienda hay más que dudas sobre que España pueda alcanzar este año el objetivo de déficit. Se pretende ir concienciando a Europa de que se está trabajando duro, pero que eso no garantiza que se vaya a cumplir con el 4,4% comprometido.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, por fuentes próximas al equipo económico del Gobierno, la preocupación ha ido en aumento, sobre todo, tras el varapalo del FMI, el pasado lunes, que avanzó que no cree que el Ejecutivo de Mariano Rajoy pueda cumplir con el objetivo de déficit para este año y lo sitúa en el 6,8% frente al 4,4% que España pactó con Bruselas.

En el Gobierno hay, en este momento, una consigna clara: hay que ir haciendo ver a Bruselas que alcanzar ese objetivo va a ser más que complicado, pero, a la vez, que no se va a dejar de trabajar, ni se va a tirar la toalla, bajo ningún concepto.

Es más. Según las fuentes consultadas, a Rajoy, e indirectamente a Cristóbal Montoro como responsable de las cuentas públicas, le van a llover las presiones de “los que mandan en Europa”, sobre todo de Merkel y Sarkozy, para cumplir lo pactado con la UE. Y ambos son conscientes de ello.

Por eso, el Ejecutivo ya está preparando la respuesta para hacer frente al ataque del eje franco-alemán. Y es el propio Montoro quien tiene la fórmula. No olvida que en su anterior etapa como ministro de Hacienda, concretamente en 2003, fueron, precisamente, Alemania y Francia, los que se ‘saltaron’ el límite del 3% del déficit y no fueron sancionados. Ahora considera que es el momento de jugar esa baza.

La ‘jugada’ pasa, también, por esperar a próximas reuniones del Eurogrupo, el Ecofin y el Consejo Europeo, en las que pueda discutirse una revisión de los objetivos de déficit para España. Es una salida que cada vez toma más fuerza en el equipo económico de Mariano Rajoy, y que les da cierto balón de oxígeno.

Sáenz de Santamaría: dar imagen de seriedad

En el seno del Gobierno quieren ser prudentes. Saben que estar haciendo constantemente previsiones sobre el déficit puede llevarles a repetir los mismos errores que cometió el equipo de Zapatero. La ex vicepresidenta económica, Elena Salgado, tuvo que rectificar, en varias ocasiones, muchos pronósticos que iban lanzando los distintos ministros, ya que luego no se cumplían.

El cometido de Soraya Sáenz de Santamaría es matizar las previsiones de Montoro. Pero no porque sean erróneas, sino en la línea de convencer a Europa de que España sabe lo que tiene que hacer, lo está llevando a cabo, pero que estos esfuerzos no son igual a cumplimiento estricto del objetivo de déficit, o, por lo menos, puede que no lo sean.

En definitiva, se pretende dar fuera la imagen de seriedad, responsabilidad y de que el Gobierno está haciendo sus deberes. Eso sí, sin atarse a ninguna cifra concreta para finales de 2012, donde confían en que aún puedan cambiar mucho las cosas, e incluso que Bruselas rebaje su exigencia a España.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··