Viernes 20/10/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Empiezan a quebrar hoteles por deudas bancarias. La cadena Foxá entra en liquidación, otras dos renegocian créditos, Rafael se libra del concurso presentado por Reyal Urbis

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La crisis no perdona a ningún sector y este año 2013 va ser muy duro para los hoteleros. Hoteles Foxá (siete establecimientos) ha entrado en liquidación en febrero pasado por quiebra, y hay dos o tres cadenas más con papeletas para ir con los libros de cuentas a los juzgados si no refinancian sus deudas, según fuentes del sector a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital.

Si la crisis continúa, puede haber un rosario de quiebras de hoteleros. Hoteles Rafael, de la inmobiliaria Reyal Urbis, por ahora se está librando del concurso de acreedores, pese a que su matriz presentó recientemente suspensión de pagos, agobiada por los créditos bancarios.

A instancias de once bancos

La quiebra de la cadena Foxá se veía venir. Ya en 2009 tuvo que refinanciar su deuda bancaria, y entró en suspensión de pagos en enero de 2012.

La quiebra se ha declarado a instancias de once bancos (Popular y BBVA, los primeros), a los que se adeuda mas de 300 millones de euros.

Hoteles Foxá es propiedad de Grupo Trome, del empresario Mariano Moreno. Tiene 7 hoteles y un balneario, en Madrid y Valladolid. Emplea a 500 personas y se fundó en 1965.

Los hoteles de tamaño medio, al límite

Tal como se adelantó en ECD, las cadenas de hoteles urbanos de tamaño medio (entre 40 y 70 establecimientos), en su mayoría de reciente creación, están en el límite de resistencia, tras cuatro años de crisis y una continua caída de ingresos y márgenes.

La mayoría han nacido en los últimos 15 años, creadas por ejecutivos salidos de otras cadenas como Tryp, Meliá. y muy apalancadas con deuda bancaria. Se han centrado en ciudades como Madrid, Barcelona, muy saturadas ya en planta hotelera de cuatro estrellas y por tanto en un mercado muy duro y competitivo en precios. En el caso de Madrid la expectativa de ser ciudad olímpica impulsó estas inversiones, pero por dos veces ha fallado la candidatura, 2012 y 2016, y sigue en el aire la de 2020.

Industria pide a la banca que no asfixien

En el Ministerio de Industria, Energía y Turismo crece la preocupación por el sector hotelero. El ministro Soria oficialmente dice que el turismo resiste en España y es de lo poco que va bien en la actual coyuntura de recesión económica, pero extraoficialmente está seriamente preocupado.

De hecho, los responsables de Turismo del departamento han sugerido a la gran banca que no asfixien al sector hotelero. Sería desastroso para el turismo y una mala imagen para España Los cuatro grandes bancos nacionales tienen refinanciada a la mitad de la planta hotelera de España, pero empieza a acabarse el tiempo porque la crisis no amaina.

Un alto directivo de banca ha manifestado a El Confidencial Digital: “No tenemos ningún interés en hacer quebrar hoteles, pero estamos sosteniendo miles de empresas con alfileres y todo tiene un límite. Se nos sigue imponiendo por el Gobierno nuevas obligaciones de capital, solvencia, provisiones y saneamientos. Ahora nuevas derramas y más cuotas al Fondo de Garantía de Depósitos para pagar las preferentes, nuevo capital para el banco malo.. Esto no tiene fin”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·