Viernes 20/10/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Han entregado papeles

Empresarios catalanes están denunciando ante la Agencia Tributaria que Jordi Pujol exigía comisiones para conceder contratos

Hacienda: “Estamos teniendo más colaboración de la esperada”. Los demandantes son constructores de obra pública, directivos de agencias de publicidad y proveedores de la Generalitat

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Empresarios y altos ejecutivos en Cataluña parecen haber perdido el miedo a destapar la corrupción instalada en la Generalitat durante la etapa de Jordi Pujol. Algunos de ellos están acudiendo, desde hace más de dos meses, a las sedes de la Agencia Tributaria en Madrid y Barcelona para denunciar el presunto pago de comisiones ilegales que exigía el ex “molt honorable” a cambio de contratos.

Delegación de la Agencia Tributaria. Delegación de la Agencia Tributaria.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes empresariales catalanas, los denunciantes son sobre todo, constructores de obra pública, directivos de agencias de publicidad y proveedores que estuvieron en contacto con la Generalitat durante los años de Pujol.

Comisiones ilegales a cambio de adjudicaciones

Hacienda ha comenzado a recibir documentación de estas empresas que “quedaron fuera de determinados procesos porque no se avinieron a una serie de condiciones que se les exigía, a cambio de la prestación de servicios para la Generalitat”.

Algunos de estos requisitos, aseguran, estaban relacionados con el pago de ciertas cantidades de dinero, es decir, de una presunta comisión a cambio de una adjudicación concreta. Rechazar esta premisa suponía quedar excluido automáticamente del proceso y sin opciones de conseguir el contrato.

Han entregado abundante documentación

Los empresarios denunciantes no están aportando facturas porque no las tienen. Fueron rechazados precisamente por no avenirse al pacto bajo cuerda

Rechazar esta premisa suponía quedar excluido del contrato

. Ellos no tuvieron relación comercial con la Generalitat.

Pero sí están haciendo llegar a la Agencia Tributaria abundante documentación que prueba la supuesta exigencia de ese pago para lograr contratos públicos. Se habla de “cláusulas” que explicitaban esas “mordidas”, incluidas en pliegos manejados en despachos de Barcelona.

Transferencias de dinero público a cuentas privadas

Fuentes próximas a uno de los demandantes asegura incluso a ECD que alguno de ellos ha declarado que desde la Generalitat se facilitaba un singular número de cuenta para realizar estos pagos. Una cuenta corriente nada habitual.

Una circunstancia que, apuntan, les llevó a sospechar también sobre posibles transferencias de dinero a cuentas privadas, incluso en el extranjero. 

Ya no hay miedo a represalias

Hasta ahora, la mayoría de los afectados habían permanecido callados por miedo a represalias. Así lo están relatando a los inspectores de Hacienda. Vivían en un clima opresivo: CiU dominaba todo y podían hacerle la vida imposible a cualquier díscolo con ganas de contar demasiado. Eso ha cambiado.

Ahora, después de que el propio Jordi Pujol haya desvelado que posee dinero oculto en paraísos fiscales, consideran llegado el momento de denunciar “prácticas mafiosas” –así las definen-, por las que “salieron perjudicados en importantes concursos públicos celebrados en Cataluña en aquella época”.

Alguna denuncia puede salpicar a Artur Mas

Según las fuentes consultadas, las denuncias pueden llegar a salpicar incluso al actual presidente de la Generalitat. Artur Mas fue consejero de Obras Públicas entre 1995 y 1997. Algunos testimonios están sacando a la luz presuntas comisiones en la adjudicación de obra pública en esos años.

Artur Mas, que llegó a la presidencia del Gobierno catalán tras ganar las elecciones autonómicas en 2010, ocupó después la cartera de Economía entre 1997 y 2001. También fue consejero primero del Gobierno de Pujol entre 2001 y 2003.

Las pruebas se han incorporado a la investigación

Fuentes cercanas a la Inspección de Hacienda confirman a este confidencial que algunos testimonios se han incorporado ya en querellas y en informes policiales que están judicializados. “Estamos recibiendo más colaboración de la que esperábamos”, revelan altos cargos del Ministerio de Hacienda.

Aún así, reconocen también que están intentando tener acceso a alguna factura en la que, efectivamente, se desglose el dinero aportado a Pujol por determinados empresarios para poder trabajar en aquel momento con la Generalitat.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·