Jueves 24/05/2018. Actualizado 14:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El objetivo es frenar las acusaciones de facilitar un “pelotazo urbanístico”

Errejón y Carmena pactan una estrategia para que la Operación Chamartín no les pase factura en las urnas

Mensaje principal: la izquierda no espanta a los inversores y también sabe crear empleo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Íñigo Errejón ha comenzado a imprimir un perfil propio a la candidatura de Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Su plan pasa por formar tándem con la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, más que con la dirección nacional. La primera estrategia será defender juntos las fortalezas de la Operación Chamartín.

Íñigo Errejón y Manuela Carmena. Íñigo Errejón y Manuela Carmena.

No ha pasado por alto estos días que Errejón ha arrancado este acercamiento a Carmena por la parte gráfica. Ha marcado una línea personal que se distancia de la cúpula controlada por Pablo Iglesias y que utiliza su imagen con principal reclamo electoral.

El logotipo elegido se inspira claramente en el que utiliza Ahora Madrid, el partido que gobierna el ayuntamiento de la capital. En primer lugar, porque toma la gran “M” mayúscula de su emblema. Y, en segundo, porque la incorpora con el color verde, el que utiliza también Carmena como color corporativo.

Frente común con la Operación Chamartín

Además, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes próximas a Podemos en Madrid, Errejón formará tándem con Carmena para que la Operación Chamartín no les pase factura en las urnas entre el electorado situado más a la izquierda de cara a las elecciones del año que viene.

El aspirante a la presidencia de la Comunidad es consciente de que, tarde o temprano, tendrá que posicionarse sobre este proyecto rechazado por la izquierda madrileña. Dentro de Podemos y Ahora Madrid hay voces relevantes en contra del plan.

Se habla de “operación financiera claramente especulativa”, de ser “cómplices de un pelotazo urbanístico, y hasta de una “vuelta a los macroproyectos gallardonianos”.

La izquierda también sabe crear empleo

Así, Errejón va a recuperar ahora para vender este polémico proyecto su idea de partido enfrentada a la de Pablo Iglesias. La cuestión no es endurecer el discurso y dar miedo a los “poderosos”, sino ser algo más dulce para seducir a una mayor base social.

Han visto la oportunidad de convertir la Operación Chamartín en una “potente baza electoral para explotar en el cartel de los próximos comicios de mayo de 2019.

Uno de los mensajes será insistir en que la izquierda también sabe crear empleo y “no sólo espantar a los inversores”. El proyecto prevé la generación de 200.000 puestos de trabajo y los primeros edificios estarán construidos dentro de cuatro o cinco años.

Se destacará también que un 20% de las viviendas del plan serán de protección oficial, algo más de 2.000. La mayoría, casi 8.000 se localizarán al norte de la M-30, mientras que otras 2.600 estarán al sur, en el entorno del distrito de negocios.

Habrá menos atascos y más zonas verde

En la Estación de Chamartín se plantea la creación de una gran plaza de acceso por su lado oeste, que se configurará sobre una plataforma de grandes dimensiones que permitirá el tráfico rodado y peatonal y cubrirá una estación de autobuses complementaria a la actual de Plaza de Castilla, que junto con el Metro y la propia estación, conformarán el mayor nodo de comunicaciones de España.

Por tanto, otros de los mensajes que se lanzarán es que lo prioritario de la operación será la nueva estación de Chamartín, resolver el gravísimo problema de movilidad que se plantea en el nudo norte de la capital y la importancia de las zonas verdes.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··