Miércoles 24/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Estupor en el BCE por el anuncio del Gobierno de recuperar el impuesto sobre el Patrimonio: una improvisación más, no recaudará lo suficiente y castigará a los que menos tienen

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Banco Central Europeo no se ha pronunciado en público sobre las intenciones del Gobierno español de rescatar el impuesto sobre el Patrimonio. Sin embargo, la propuesta de Rubalcaba ha sido recibida con cierta sorpresa en privado por algunos directivos en Frankfurt. La consideran una improvisación más del Ejecutivo, que no va a reducir el déficit de las Comunidades Autónomas y que ‘salva’ a los ricos.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, algunos de los máximos directivos del Banco Central Europeo han recibido con desconcierto el anuncio del Ejecutivo de recuperar mañana en la reunión del Consejo de Ministros el impuesto sobre el Patrimonio.

En círculos del máximo supervisor financiero europeo, la medida ha sido acogida como una “improvisación” más del Gobierno, en la que el candidato Rubalcaba solo ha tenido en cuenta sus cálculos electorales de cara al 20-N, pero no la incertidumbre y desconfianza que puede generar esta decisión sobre la solvencia española.

En el BCE no pierden detalle de cada uno de los movimientos que va dando España, sobre todo, desde que se colocó en la diana de los mercados tras la caída de Grecia, Irlanda y Portugal. En este contexto, se pone en cuestión cuál será la postura de los inversores internacionales sobre la situación económica española al observar que los mandatarios españoles actúan con una improvisación similar a del Gobierno griego.

No lo pagarán quienes deben

Según las fuentes consultadas, en Frankfurt se considera que el impuesto no va a pagarlo quienes verdaderamente deben hacerlo, ya que serán las clases medias, de nuevo, las más castigadas por esta tasa. De hecho, el impuesto fue suprimido utilizando este argumento en 2008 por el entonces vicepresidente económico, Pedro Solbes.

Además, se tiene en cuenta que los ‘ricos’ españoles han tenido la oportunidad de significarse como ha ocurrido en Francia, Alemania y Estados Unidos, y no han movido ficha. A las grandes fortunas no les preocupa, en absoluto, esta nueva carga fiscal porque tienen otros instrumentos de inversión (las Sicav) que les protegen de este impuesto. Y es que ni a Emilio Botín, ni a las Koplowitz, ni a la Duquesa de Alba le va a afectar.

Recaudación insuficiente para reducir el déficit

También ha descolocado a los directivos del Banco Central Europeo el hecho de que se trate de un impuesto que pagarán unos sí y otros no, en función del lugar de España en el que se resida, en caso de que se cumplan las amenazas de los Gobiernos autonómicos del PP que ya han anunciado que se opondrán.

A pesar de que el Ejecutivo central ha advertido que no compensará a las regiones que se nieguen a recaudarlo, estás tienen el respaldo del BCE de que se trata de un impuesto que recaudará “mucho menos” de los 1.400 millones al año previstos por Rubalcaba, y que, por tanto, apenas contribuirá a reducir el déficit del Estado y de las Comunidades Autónomas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··