Sábado 16/12/2017. Actualizado 11:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Evitar unas ‘nuevas preferentes’: la CNMV obliga a los bancos a advertir a los clientes que pasando dinero de depósitos a fondos de inversión pueden perder parte de sus ahorros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Comisión Nacional del Mercado de Valores quiere evitar el estallido de unas 'nuevas preferentes'. Vigila desde hace varias semanas el trasvase de dinero de depósitos bancarios a fondos de inversión, donde los clientes buscan mayores rentabilidades. Se está asegurando de que se les avisa de que pueden perder parte del capital invertido.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes conocedoras del proceso, la CNMV se está asegurando de que las entidades están informando debidamente de los peligros que conlleva el traslado del dinero de depósitos a fondos de inversión.

Los bancos están ofreciendo a sus clientes este producto de alto riesgo, como alternativa a los depósitos, ya que han tenido que limitar las rentabilidades al ahorro, y situarlas en torno al 1,75%, por recomendación del Banco de España.

Los peligros de los fondos de inversión

Así, entre las advertencias que los bancos tienen que transmitir a los clientes que opten por esta inversión se encuentran las siguientes:

-- No están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).

-- El banco tampoco garantiza el capital invertido, por lo que puede haber pérdidas (a no ser que sea un fondo de inversión garantizado).

-- Aunque los fondos de renta variable tienen una volatilidad mayor, esto no significa que los de renta fija sean del todo seguros. Es más, en estos momentos de tipos bajos se corre el riesgo de que, una vez vuelvan a subir los tipos, el valor de los bonos actuales caiga, lo que conllevaría pérdidas en el fondo.

-- No tienen plazo, así que la inversión estará sometida a subidas y bajadas continuas y cuando necesitemos el dinero, hay que aceptar su valor de mercado.

Trasvase de depósitos a fondos de inversión

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ya dio la voz de alarma a mediados de abril. Observó un “cierto” trasvase de depósitos bancarios a fondos de inversión en los primeros meses de 2013, lo que permitiría revertir la tendencia descendente en el patrimonio de los fondos.

En concreto, el patrimonio de los fondos de inversión continúo en 2012 su tendencia descendente con una caída del 6,3%, hasta los 124 millones de euros, lo que los situó en niveles no observados desde la segunda mitad de la década de los noventa.

El número de partícipes se situó en 4.410.000, 424.000 menos que el ejercicio anterior, y el número de fondos sufrió un descenso de 125, hasta los 2.185.

Fondos de inversión contra preferentes

-- Los Fondos de Inversión tienen liquidez. La Gestora está obligada, en un plazo máximo de 3 días hábiles, a pagar desde que el partícipe solicita la orden de reembolso (artículo 78.5 del Real Decreto 1082/2012, de 13 de julio).

Por contra, las obligaciones preferentes son productos para los que no existe un mercado que facilite las salidas de estos inversores y es decisión de las entidades financieras el darles contrapartida o no.

-- Los Fondos de Inversión están obligados a calcular un valor liquidativo diario, en el que debe recogerse el precio del día al que cotizan todos los activos en los que tengan invertida su cartera. Para ello se establece en la Circular contable de la CNMV una pormenorizada relación de exigencias a efectos de que la valoración de estos activos sea la correcta para evitar que la entrada o salida de partícipes no beneficie ni perjudique a aquellos que permanezcan en el Fondo de Inversión.

Por el contrario, las obligaciones preferentes se emiten a valor nominal (que es el precio que paga el inversor en el momento de la compra) y, sólo en determinados casos, si la entidad financiera decide reembolsar el dinero a los inversores, si bien, en los últimos años, lo ha hecho en porcentajes inferiores (entre el 30% y el 50%) con respecto de la inversión inicial.

-- Los Fondos de Inversión son un patrimonio separado del balance de la Gestora que lo gestiona y, por supuesto, también del grupo financiero al que pudiera pertenecer esa Gestora (artículo 3 de la Ley 35/2003, de 4 de noviembre).

Por lo tanto, en caso de una eventual situación de insolvencia o concurso de acreedores, bien de la Gestora bien de la entidad financiera a la que pudiera pertenecer la Gestora, las inversiones de los partícipes canalizadas a través de Fondos de Inversión permanecen al margen de ese proceso, pudiendo disponer los inversores de su dinero si así lo estimaran oportuno en cualquier momento.

Fondos de inversión contra depósitos

-- Respecto a los depósitos, también los Fondos de Inversión presentan diferencias, algunas de ellas mencionadas anteriormente, relativas a la liquidez que, en el caso de los depósitos, los inversores deberán esperar al vencimiento del plazo contratado.

-- Asimismo, los depósitos forman parte del balance del Banco, mientras que los Fondos de Inversión, como se ha comentado anteriormente, no, y esa es la razón por la cual no necesitan estar sujetos a ningún Fondo de Garantía, ya que, en caso de una eventual insolvencia o situación similar de la Gestora o de su grupo financiero, los activos del Fondo de Inversión, son disponibles en cualquier momento a solicitud del inversor.

Por último, las inversiones de los ahorradores en Fondos de Inversión están sujetas a las valoraciones diarias de los activos en los que invierten, razón por la cual la CNMV ha regulado 15 categorías de Fondos de Inversión en función del papel del riesgo, tanto desde Fondos Garantizados como Monetarios - similares en cuanto al riesgo a los depósitos – hasta Fondos Mixtos o de Renta Variable, invertidos en mercados emergentes.

En todo este abanico de opciones, el inversor, guiado por las indicaciones de la entidad que comercializa el producto, deberá elegir el que más se ajuste a su riesgo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·