Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Florentino Pérez invitó al palco del Santiago Bernabéu a los miembros de la CNMV y de la Comisión de la Energía en plena batalla por forzar su entrada en el consejo de Iberdrola

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente de ACS, Florentino Pérez, mantiene desde hace meses un pulso con el máximo responsable de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, para lograr su entrada en el consejo de la eléctrica vasca. Una semana antes de ratificarse en su propósito, Florentino Pérez invitó al Bernabéu a la plana mayor del CNMV y la Comisión Nacional de la Energía.

Florentino Pérez anunció públicamente el pasado 26 de febrero su intención de proponer a la junta de accionistas de Iberdrola que se pronuncie y vote su entrada en el consejo de administración de la eléctrica, de la que es primer accionista con un 12,6% de su capital.

El presidente del grupo de construcción, servicios y energía, aprovechó además la presentación a los analistas de los resultados de la compañía para reiterar la “firme voluntad” de ACS de elevar hasta el 20% su participación en la eléctrica, por considerarlo una inversión “estratégica”.

Cinco días antes de ese anuncio, el domingo 21 de febrero, se celebraba en el Estadio Santiago Bernabéu el partido Real Madrid-Villarreal, correspondiente a la 23ª jornada de la Liga. Según ha confirmado El Confidencial Digital, a esa cita fueron invitados la práctica totalidad de los consejeros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y de la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

Según explican las fuentes consultadas, la invitación daba acceso a uno de los palcos VIP del Bernabéu y era extensible a las esposas de los miembros de los consejos que presiden Julio Segura y Maite Costa. En total, el presidente de ACS contaba con la asistencia de unas treinta personas.

Sin embargo, hubo varios contratiempos. Para empezar, el Real Madrid de baloncesto se clasificó para la final de la Copa del Rey, que se celebraba en Bilbao ese fin de semana, y Florentino Pérez decidió viajar al País Vasco para asistir al partido cuando el Rey don Juan Carlos confirmó su asistencia. Finalmente, el Real Madrid sufrió una abultada derrota (80-61) frente al F.C. Barcelona.

La agilidad y pericia del equipo de Florentino Pérez hizo posible entonces el ‘milagro’, y el empresario logró llegar a Madrid a tiempo de ver desde su butaca en el palco el último gol del Real Madrid, que marcó Xabi Alonso de penalti. Y al final, acudió a despedir personalmente a sus ilustres invitados.

Entonces comprobó el siguiente infortunio: la mayoría de los miembros de la CNMV y de la CNE habían excusado su presencia y no acudieron finalmente al Santiago Bernabéu. Florentino pudo saludar sólo a unos pocos consejeros.

Unos días después, el Gobierno presentó por sorpresa una enmienda en el Congreso para cambiar la Ley de Sociedades Anónimas y eliminar el ‘bloqueo’ en los consejos de administración de las grandes compañías, una iniciativa que teóricamente abriría las puertas de Iberdrola a Florentino Pérez.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·