Martes 12/12/2017. Actualizado 10:11h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Se queda sin una nueva ‘Ley Beckham’ como la de Zapatero

Florentino Pérez se interesó con Cifuentes por ventajas fiscales para pagar a Cristiano y Bale

Mantuvo conversaciones con altos cargos de la Comunidad de Madrid sobre un posible régimen especial para futbolistas extranjeros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Florentino Pérez se ha quedado sin una baza en las negociaciones con los representantes de Cristiano Ronaldo y Gareth Bale para llegar a un acuerdo económico que facilitara sus renovaciones en el Real Madrid. No pudo contar, a pesar de su interés, con ventajas fiscales para los futbolistas por parte de la Comunidad.


Cristiano Ronaldo, Florentino Pérez y Gareth Bale. Cristiano Ronaldo, Florentino Pérez y Gareth Bale.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes próximas al equipo blanco, Cristiano y Bale exigían cobrar más, a la hora de renegociar en las últimas semanas las condiciones económicas de su nuevo contrato con el Real Madrid.

Ambos se mostraron especialmente críticos con la directiva del club porque la presión fiscal ha aumentado considerablemente para ellos en el último ejercicio en la región, sobre todo para el portugués.

Ronaldo ya no puede acogerse a la ‘Ley Beckham’, la normativa que le permitía hasta el año pasado beneficiarse de un régimen fiscal especial por no ser residente en España, y por la que cotizó a un tipo del 24% durante cinco años. El régimen general excluye a los deportistas profesionales desde 2015.

Los contratos ya no cuentan con bonificaciones

La ‘Ley Beckham’ fue modificada en 2010, pero, al no tener carácter retroactivo la reforma, estrellas como Cristiano Ronaldo o Benzema, que fueron fichados por el Real Madrid en el verano anterior (el de 2009), todos ellos con salarios muy superiores a los 600.000 euros anuales, continuaron beneficiándose de estas ventajas fiscales.

Sin embargo, según explican a ECD expertos en fiscalidad deportiva, Ronaldo y Bale no pueden contar de nuevo en sus contratos con esas bonificaciones (el galés no pudo beneficiarse nunca). Es decir, que están obligados a tributar al 52%, el tipo máximo establecido para los residentes en la Comunidad de Madrid, lo mismo que pagan ya el resto de jugadores españoles de la plantilla, como Sergio Ramos, Carvajal y Morata.

Una nueva ‘Ley Beckham’ como la de Zapatero

Cristiano y Bale no estaban dispuestos a continuar perdiendo poder adquisitivo. De ahí, las demandas de ambos jugadores de cara a la renovación, algo que para el Real Madrid suponía una importante subida sobre su anterior contrato en vigor.

En ese contexto, según ha podido saber ECD por fuentes conocedoras de los contactos, directivos del Real Madrid próximos a Florentino Pérez se interesaron hace unas semanas con altos cargos de la Comunidad, también de la máxima confianza de Cristina Cifuentes, por la posibilidad de eventuales ventajas fiscales que pudieran establecerse desde la administración autonómica para los futbolistas extranjeros.

Pero las comunidades autónomas carecen de capacidad para introducir cambios en la tributación de los impatriados, dado que es un asunto de competencia estatal. Como máximo, cuentan con margen de maniobra para la modificación de los tramos autonómicos del IRPF, en este caso el que se aplica a las rentas más altas.

Además, fuentes del equipo económico de la Comunidad confirman que no hay prevista, por el momento, una reforma fiscal que contemple una bajada impositiva.

El Gobierno de Zapatero lanzó en 2007 la conocida como Ley Beckham, que permitía a todos los impatriados aplicarse un marginal del 24%. En 2010, se ciñó su aplicación a retribuciones que no excedieran de 600.000 euros anuales, excluyendo, de facto, a deportistas de alto nivel.

Con la reforma fiscal de Montoro en 2015, desaparece el límite de 600.000 euros para poder aplicarse el régimen, si bien hasta dicho importe se tributa al 24% y a partir de ahí al 45%.

En ámbitos próximos a la directiva del Real Madrid lamentan también estos días que, con este tipo de ventajas fiscales, habría sido más fácil este verano el fichaje de Paul Pogba, que finalmente escogió al Manchester United, entre otras cosas, porque le era posible ofrecerle un salario mayor.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··