Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Fomento aplaza la privatización total de Correos hasta 2020, aunque permitirá la entrada de empresas externas en el servicio a partir del año que viene

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La nueva Ley Postal que entrará en vigor el 1 de enero de 2011 ha sido rebajada por el ministerio de Fomento. Correos no será privatizado por el momento, aunque José Blanco ha permitido la entrada de empresas para acelerar la liberación del servicio.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, el ministro ha llegado a un acuerdo con sindicatos y representantes de partidos políticos con presencia en el Congreso para introducir una serie de enmiendas a la ley, cuyo último borrador se presentó el pasado 8 de septiembre. El objetivo es que ésta sea apoyada por el Comité de Empresa y por la mayoría de diputados en la Cámara Alta.

José Blanco se ha olvidado, por el momento, de la privatización total de Correos, algo en lo que se lleva trabajando desde 2001, cuando la entidad se convirtió en Sociedad Anónima (aunque con capital cien por cien público). La situación económica y la resistencia de todos los grupos sindicales han hecho inviable el proceso.

No obstante, el ministerio de Fomento ya ha avisado a los sindicatos mayoritarios que en un plazo no superior a diez años, el servicio será totalmente privado: los partidos políticos han consensuado volver a trabajar en el asunto a partir de 2018 para que Correos ya no sea una institución estatal en 2020.

La idea de José Blanco es liberalizar el servicio postal de forma paulatina, por lo que, a partir del 1 de enero de 2011, empresas privadas tendrán la posibilidad de invertir y formar parte de Correos. La llegada de ‘operadores externos’ ha sido “imperativa” para el ministro, que ha tenido que resolver un difícil conflicto de intereses políticos y laborales.

La incorporación de compañías privadas al servicio postal provocará la reubicación de empleados de Correos, que se verán obligados a trasladarse a ministerios y demás administraciones públicas. Esto ha provocado el enfado de los sindicatos, que han solicitado a Fomento que retrase la llegada de empresas hasta 2013.

Esta petición “caerá en saco roto” según explican a ECD personas bien informadas de la negociación entre el Ministerio y los representantes sindicales.

Las mismas fuentes añaden: “Se está mezclando política con negocios. Sabemos que CiU ha sido de los que más ha presionado para que operadores externos entren en Correos porque la empresa del hermano de Artur Mas está interesada en formar parte del servicio postal”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··