Martes 12/12/2017. Actualizado 10:11h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Pretende marcar el cambio de rumbo empresarial tras el 155

Freixenet compensa el boicot catalanista con un aumento de las ventas en el resto de España

Decide quedarse en Cataluña porque considera que no habrá penalización al negocio esta campaña navideña. El Corte Inglés, Carrefour y Dia no han descendido sus pedidos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Freixenet acaba de decidir mantener su sede social en Cataluña, después de que la semana anterior su propio presidente, Josep Lluís Bonet, fuera partidario del traslado y de abandonar Sant Sadurní d’Anoia. Pero la empresa de cavas pretende convertirse ahora en un emblema del cambio de rumbo empresarial tras la aplicación del 155.

Barricas de cava Freixenet. Barricas de cava Freixenet.

 Ha valorado también que, mientras unos consumidores rechazan comprar productos catalanes y otros se niegan a trabajar con empresas que se han ido de Cataluña, la mayoría de los usuarios acaba realizando compras de bienes de estas compañías que se ven perjudicadas por un motivo político.

Por ello, los efectos del boicot a los productos catalanes en el resto de España se han ido diluyendo con el paso de los años.

Pero en el caso de Freixenet, a diferencia de Codorníu, se tiene en cuenta que también ha sufrido boicot en la propia Cataluña, en las últimas semanas de tensión tras el 1-O, ante la clara posición españolista de José Luis Bonet frente a los independentistas.

De esta manera, los soberanistas tratan de alentar un boicot contra la compañía, al tiempo que otros se muestran en contra de comprar cualquier producto catalán, pese a perjudicar a empresas de otras regiones de España que proveen de las materias primas.

Sin embargo, fuentes del sector del cava en Cataluña explican a El Confidencial Digital que Freixenet está consiguiendo, al final, compensar el boicot catalanista con un aumento de las ventas en el resto del Estado y en las zonas de Cataluña que no apoyan la ruptura con España.

Es lo que en la compañía de cavas denominan “contraboicot” y a lo que se agarran para justificar la escasa incidencia del boicot en su negocio para esta Navidad.

No han descendido los pedidos de grandes superficies

Además, se destaca que las grandes superficies continúan con sus planes de cara a la campaña navideña y mantienen las decisiones de compra de productos catalanes, entre ellos el cava es el más importante, tal y como estaban previstas antes del desafío independentista. No tienen intención de discriminar a estos productos en sus lineales.

Así, empresas como El Corte Inglés, Carrefour o Dia aseguran que siguen trabajando con normalidad ante las compras de Navidad, sin que el conflicto influya en las compras a proveedores catalanes, que, únicamente y como es habitual, se realizan en función de la evolución de ventas de otras campañas anteriores y de las nuevas tendencias.

Marcar el cambio de rumbo empresarial tras el 155

En una entrevista hace unos días en el diario El Mundo, el propio Bonet admitió también que los llamamientos de Rajoy y del ministro Luis de Guindos a que las empresas no salieran de Cataluña tras la vuelta a la legalidad le habían hecho reflexionar.

Bonet considera también que se ha rebajado sustancialmente la tensión política tras la aplicación del artículo155 y la convocatoria de elecciones para el 21 de diciembre.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··