Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Por la deriva soberanista en Cataluña

Fuga de medio millar de afiliados de UGT y CCOO a sindicatos independentistas

Intersindical-CSC y la Coordinadora Obrera Sindical (COS) registran un incremento de altas desde el 1-O. Fueron los promotores de la huelga general por los “presos políticos”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las peticiones para abandonar UGT y CCOO han procedido de afiliados, tanto independentistas como partidarios de la unidad de España, desde las semanas previas al referéndum del 1-O. Pero ha llamado la atención, en el mundo sindical, que muchos hayan decidido darse de alta en los principales sindicatos independentistas de Cataluña.

Imagen de la huelga general en Cataluña Huelga general en Cataluña.

En la cúpula de UGT y CCOO revelan que las bajas se han registrado “por haber ido a actos” y manifestaciones, y por algunos “comunicados” emitidos por ambas organizaciones.

El secretario general de UGT en Cataluña, Camil Ros, no quiso hace unos días poner cifras pero declaró que son “menos” de un centenar, en una organización de 100.000 afiliados, así que consideró que las bajas son poco “significativas”.

CCOO acaba de reconocer también que unos 300 afiliados en Cataluña se han dado de baja desde el mes de julio por la situación política. El secretario general del sindicato en la región, Javier Pacheco, ha admitido que los últimos meses “han incrementado las salidas motivadas por condición política”, concretamente por estar en desacuerdo con el posicionamiento de la organización en la cuestión nacional.

Pero no se pasa por alto en el mundo sindical catalán que estas bajas en los dos sindicatos mayoritarios coinciden con el incremento significativo del número de afiliados de la Intersindical-Confederació Sindical Catalana desde el 1 de octubre.

Concretamente, según los datos aportados por su portavoz Marc Sallas en una entrevista reciente en la ACN, el sindicato independentista cuenta con 500 asociados más, que se añaden a los 4.000 que acumulaba en verano. Si se continúa a este ritmo, la organización prevé acabar el año con un millar de afiliados nuevos.

En la huelga general en Cataluña del 8 de noviembre, UGT y CCOO no realizaron un llamamiento a secundar la convocatoria de la Intersindical-CSC para pedir la “liberación de los presos políticos”. Aquella jornada se produjeron cortes de carreteras y de vías del AVE que lograron durante varias horas paralizar la región.

Desembarco en la Intersindical CSC y la COS

Intersindical-Confederación Sindical Catalana es un sindicato independentista y de clase de Cataluña. Actualmente es la quinta fuerza sindical de la comunidad autónoma. Se declara heredera de Solidaritat d'Obrers de Catalunya (SOC) y Confederació Sindical de Treballadors de Catalunya (CSTC).

En 1985 la Confederación Sindical de Treballadors de Catalunya (CSTC) se unió a dos organizaciones menores naciendo así la Confederació Sindical Catalana (CSC). CSTC entró en crisis en 1986.

En 1987, CSTC fue disuelta pero una parte de su militancia, situada a la izquierda, fundó la Coordinadora Obrera Sindical (COS). Entre 1987 y 1989 se produjeron diferentes escisiones que pasaron mayoritariamente a Comisiones Obreras y a la COS. En 1990 se rebautizó con el nombre de Intersindical-CSC.

Desde 2002 la Intersindical-CSC es miembro de la Plataforma de Sindicatos de Clase de Naciones sin Estado (PSCNSE) y desde 2009 es también organización de pleno derecho de la Federación Sindical Mundial (FSM), la cual participa en las sesiones anuales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La Coordinadora Obrera sindical (COS) nació en 1987 y se encuentra presente en Cataluña, Baleares y la Comunidad Valenciana.

En 1987 la Confederació Sindical de Treballadors de Catalunya se disolvió formalmente pero una parte de su militancia, situada a la izquierda, fundó la Coordinadora Obrera Sindical que obtuvo el apoyo de los grupos de la izquierda independentista.

Se integraron en el Colectiu d'Obrers en Lluita. En 1989 se produjeron escisiones en la Confederació Sindical Catalana. Los escindidos pasaron en parte a la COS

Actualmente, se encuentra en una fase de crecimiento sostenido, y tiene presencia en al menos 13 comarcas de Cataluña, Comunidad Valencia y las Islas Baleares, así como en varias empresas, algunas de ellas muy importantes, como Transportes Metropolitanos de Barcelona, Universidad de Barcelona o en los Bomberos de la Generalitat.

Forma parte de la coordinadora nacional de la Izquierda independentista catalana y se la considera su referente sindical. A nivel internacional es miembro de la Federación Sindical Mundial desde 2013.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··