Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Para financiar una Administración paralela

La Generalitat preparaba cuentas fuera de España a las que desviar dinero de los impuestos

Pretendía trasladar su parte de la recaudación por IRPF, IVA, Sucesiones y Donaciones. El Gobierno ha bloqueado la maniobra recurriendo a BBVA y CaixaBank

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Govern de Carles Puigdemont venía trabajando en un plan para depositar en cuentas bancarias en el extranjero la recaudación de los impuestos propios y cedidos a la Generalitat. El objetivo era financiar una Administración paralela. Hacienda ha conseguido bloquear las transferencias de dinero con una alerta a BBVA y CaixaBank.

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont. Oriol Junqueras y Carles Puigdemont.

La investigación sobre el referéndum del 1-O y la creación de las llamadas estructuras de Estado, dirigida por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, acaba de destapar que la Generalitat desvió fondos de partidas presupuestarias para financiar la construcción de una Hacienda catalana.

Una parte del dinero salió de los fondos que el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia de la Generalitat debía haber destinado a políticas activas de empleo, inclusión social, refugiados o inmigración.

El hallazgo resulta de una gran trascendencia. Apuntala la imputación por malversación de caudales públicos de la veintena de los altos cargos del Govern involucrados en el proceso independentista. Pero esta operativa del Departamento de Trabajo para costear el montaje de una administración paralela no es un caso aislado.

Desvío de dinero a cuentas fuera de España

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los movimientos de estos días en algunas consellerias catalanas, el Gobierno ha descubierto un plan del Govern para depositar la recaudación de los impuestos propios y cedidos a la Generalitat en cuentas bancarias propias fuera de España.

Este escenario ha hecho saltar las alarmas en Hacienda. Se ha dado orden de estrechar el cerco sobre cualquier ingreso en la administración catalana. En aplicación del 155, una de las primeras medidas tomadas por el departamento que dirige Cristóbal Montoro ha sido el control de la recaudación de los impuestos propios y cedidos a la Generalitat.

Pretende escapar de la fiscalización del Tesoro

Hacienda no sólo pretende, como hasta ahora, que ningún gasto se destine a fines secesionistas. Según las fuentes consultadas por ECD, tras la declaración de independencia, el objetivo es que ninguna partida consiga ser depositada en una cuenta distinta a la del Tesoro para escapar de la fiscalización de la Agencia Tributaria.

De entrada, argumentan en el Gobierno, es totalmente legal tener dinero en el extranjero. Si la suma de las cuentas y depósitos, en su conjunto, no llega a 50.000 euros, no hay obligación de informar a Hacienda.

Pero si, por el contrario, la suma de los bienes supera esta cifra, habría que comunicarlo. Para ello, se debe presentar el modelo 720. Este documento se presenta entre enero y marzo de cada año. Además, si el volumen de los activos o pasivos supera el millón de euros, también se debe informar al Banco de Españamediante la presentación de la Encuesta sobre Transacciones Exteriores (ETE).

Los impuestos propios y cedidos a la Generalitat

Actualmente, existen una serie de impuestos estatales cuya gestión y recaudación ya está cedida por completo a la Generalitat.

Es el caso del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, Sucesiones y Donaciones, Impuesto Especial sobre determinados medios de transporte, sobre las Ventas Minoristas de determinados hidrocarburos y sobre el Juego.

Después se encuentran los tributos cuya gestión corresponde al Estado pero que cede un porcentaje determinado de la recaudación.

Entre esos impuestos destacan: la fracción autonómica del IRPFuna parte del IVA, de los Impuestos Especiales de Fabricación sobre la Cerveza, sobre el Vino y Bebidas Fermentadas, sobre el Tabaco, Hidrocarburos, y el rendimiento cedido del Impuesto sobre la Electricidad.

Orden a BBVA y CaixaBank de bloquear el plan

Ante este escenario, Hacienda ha dado instrucciones urgentes a los bancos para abortar el plan del Govern. Se tiene en cuenta que los contribuyentes pagan la mayoría de los impuestos a través de las sucursales bancarias.

Por ello, ha recurrido a la colaboración inmediata de las entidades financieras que gestionan la tesorería de la Generalitat: BBVA y CaixaBank. Cuenta con que los empleados bancarios garanticen que no se realizan transferencias fuera de España para crear esta administración paralela.

Los bancos respaldan sin fisuras el plan gubernamental, según ha podido confirmar ECD a través de fuentes financieras. Pero también ponen de manifiesto la dificultad de controlar todos y cada uno de los movimientos de la Generalitat. Y la complejidad de certificar que ninguno de ellos se destinará a financiar la Hacienda catalana.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··