Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Gerardo Díaz Ferrán ha dado un paso atrás en la CEOE por su difícil situación. Joan Rosell y Santiago Herrero, protagonistas de las negociaciones del Diálogo Social

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La complicada situación que atraviesan los negocios de Gerardo Díaz Ferrán empieza a pasar factura a su labor como presidente de la patronal. Conocidos empresarios, con representación en los órganos directivos, reconocen que existe “un claro malestar en la cúpula de CEOE por esta situación. Otra cosa es que nadie quiera ser el primero en decir esta boca es mía”.

Aunque lo que le está pasando a Gerardo no se lo deseo a nadie, lo cierto es que nos está perjudicando a los demás, y de alguna manera, se está cargando la imagen positiva del empresario que tanto nos costó construir en la época de Cuevas”, dicen estos dirigentes de CEOE a El Confidencial Digital.

No hay nada a nivel oficial, pero está claro que Gerardo ha dado un paso atrás en este sentido, para no estar en primera línea de las negociaciones”, asegura uno de los vicepresidentes de la patronal.

La responsabilidad de avanzar en las negociación del diálogo social ha recaído ahora en Joan Rosell y en Santiago Herrero. El próximo 20 de enero, horas antes de que se reúnan por primera vez Gobierno, empresarios y sindicatos, los dos vicepresidentes quieren presentar al comité ejecutivo de la CEOE una propuesta “ya apalabrada” con los sindicatos.

Así, aunque ambos se han reunido ya con los secretarios generales de CC.OO. y UGT, es Herrero el que hace las veces de interlocutor con Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, mientras que Rosell se ocupa de las relaciones con el equipo de Corbacho, “con quién mantiene una relación de antiguo, ya que tienen muchos conocidos en común en Barcelona”.

Portavoces oficiales de CEOE afirman que “Gerardo Díaz Ferrán no ha delegado en nadie. Lo que están haciendo Rosell y Herrero va en línea con sus atribuciones como responsable de estrategia y relaciones institucionales el primero y como encargado de relaciones laborales el segundo”. Añaden que el presidente acude a las reuniones de primer nivel y suele ir acompañado del vicepresidente al que corresponda cada tema concreto. Otras veces, apuntan, ha sido José María Lacasa, secretario general, quien ha tomado la batuta.

Los técnicos de la CEOE están trabajando a marchas forzadas para llevar “todo atado y bien atado” a la mesa de negociación, puesto que horas antes de acudir al Ministerio de Trabajo, se reunirán en la sede de CEOE sus órganos directivos. “Rosell y Herrero quieren presentar propuestas muy concretas y cerradas, ya pactadas con los sindicatos, para que el Consejo y la Ejecutiva las aprueben y presentárselas esa misma tarde a Corbacho”, apuntan a El Confidencial Digital fuentes con representación en la ejecutiva de la patronal.

Esta estrategia persigue, por una parte mejorar las relaciones con los otros agentes sociales, y por otra ganar tiempo al defender las propuestas en bloque, una vez reciban el visto bueno de los vicepresidentes de la CEOE. Otros directivos apuntan que estas propuestas irán en línea con las recogidas en un documento que han remitido en los últimos días a Economía y a Presidencia del Gobierno, con motivo de la presidencia española de la UE.

“Se trata de ser coherentes”, por lo que algunas de las medidas que se recogerán en esa primera batería de propuestas para el Diálogo Social serán la defensa de la ‘flexiguridad’, una mayor cualificación de los trabajadores y un incremento en lo que a la flexibilidad de los mercados globalizados se refiere. En términos prácticos, abogan por “articular esquemas de contratación estable para trabajadores temporales o desempleados”; mejorar la contratación a tiempo parcial; luchar contra el absentismo mediante la supresión de la obligación de la empresa de pagar las prestaciones entre el 4º y 15º día de baja y reducir las cotizaciones a la Seguridad Social.

También se pretende avanzar en la negociación colectiva, “intentando que los convenios colectivos tengan carácter plurianual, quizás no trianual como se proponía desde CEOE pero sí bianual, que concilia más las posturas con los agentes sociales”, concretan fuentes sindicales.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··