Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Habrá una segunda reforma financiera antes de un año. El Gobierno y el Banco de España prevén que el decreto ley de Luis de Guindos no alcanzará todos sus objetivos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno de Mariano Rajoy ha aprobado una reforma del sistema financiero, en la confianza de que solucionará los problemas del sector, pero la impresión es que esas medidas no van a resultar suficientes. Será precisa una segunda reforma financiera.

Al mismo tiempo que el sector es un hervidero de rumores a cuenta de los movimientos que las entidades están haciendo para posicionarse, consultores de primer nivel que han realizado informes para varias entidades financieras, a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital, apuntan que debe contemplarse "una nueva reforma en un plazo no superior a doce meses".

Se trataría de "una segunda ronda, forzada por un decreto o norma similar, que despeje el mapa bancario con nuevos respaldos y apoyos financieros".

Esas fuentes, que han asesorado alguna fusión bancaria en estos meses, explican que la hoja de ruta del Gobierno está clara pero "la inercia y el cálculo demasiado interesado de las entidades (posición en el ranking) en esta segunda ronda de fusiones puede dar al traste con el mapa que tienen en Cibeles (Banco de España) y en Castellana (Economía)".

Criterio del Banco de España

El Banco de España está siguiendo el criterio de 'menor coste público' en la adjudicación de entidades intervenidas, pero también mirando el futuro mapa, en el que "todas las entidades resultantes sean sanas, y que todas las fusiones tengan un claro ganador, o sea el más sano y fuerte, que asegure la viabilidad y futuro de la fusión con garantías".

Aunque el regulador y el Gobierno no lo han dicho expresamente, están 'invitando' a que todas las entidades grandes con balances sanos entren a absorber entidades intervenidas. Dicho de otro modo les toca ahora a La Caixa y Santander mover ficha.

La ausencia de Bankia en este baile se debe a la decisión de Rodrigo Rato de seguir como entidad independiente: ha hecho la mayor parte de su saneamiento y cree que puede tener una estrategia propia. La presunta fusión entre La Caixa y Bankia, no ha pasado de un boceto, que Rato nunca habría firmado.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··