Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los grandes empresarios salieron decepcionados de su primera cumbre con el Gobierno: sólo sirvió para la foto, solo pudieron hablar César Alierta y Pablo Isla, se echó en falta al ministro de Economía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los empresarios que asistieron este martes a la reunión con el Gobierno ya han sacado sus conclusiones tras esta primera toma de contacto con el equipo de Mariano Rajoy. Entre los invitados se destacó a la salida que la reunión no fue más allá de la foto, se quejan de que solo pudieron intervenir dos de los convocados y extrañó la ausencia del ministro de Economía, Luis de Guindos.

Según ha podido recoger El Confidencial Digital, por fuentes próximas al encuentro, los asistentes si encontraron algunas diferencias con las dos cumbres empresariales que Zapatero convocó en La Moncloa la pasada legislatura.

En esta ocasión, los tres ministros anfitriones, José Manuel García-Margallo (Exteriores), Ana Pastor (Fomento) y José Manuel Soria (Industria), sí ofrecieron a los convocados una serie de propuestas concretas para potenciar la ‘marca España’, más allá de las “vaguedades”, sin soluciones concretas para salir de la crisis, en las que quedaron las dos reuniones con el ex presidente del Gobierno.

Sin embargo, a algunos de los invitados no les pareció suficiente y se limitan a reducir el encuentro a “una simple foto”, aunque valoran la disposición temprana del Gobierno -tan solo un mes después de tomar posesión- para apoyarles en la internacionalización de sus empresas para recuperar la pérdida de competitividad de España.

Limite de intervenciones

Otra de las objeciones que los directivos de las veinticinco empresas españolas más punteras han puesto al encuentro es que la mayoría de los asistentes no pudieron hacer uso de la palabra. Según las fuentes consultadas, solo pudieron intervenir César Alierta, presidente de Telefónica, y el de Inditex, Pablo Isla, tal y como venía establecido en el protocolo.

Un aspecto que ya no gustó a los empresarios en los encuentros con Zapatero, quien amplió la duración de la segunda reunión para que pudieran intervenir la mayoría de los presentes.

En sus interpelaciones, los máximos directivos de Telefónica e Inditex coincidieron en señalar que la credibilidad de España en el exterior pasa, sobre todo, por profundizar en las reformas estructurales, con la prioridad de aprobar cuanto antes la reforma laboral.

Entre las notas curiosas de la cumbre empresarial se pudo recoger el detalle de Gas Natural, que ante la ausencia de su presidente, Salvador Gabarró –por motivos de agenda-, o de algún otro representante de la compañía, remitió al Ejecutivo un paquete de medidas concretas para fomentar la ‘marca España’.

Las ausencias de Luis de Guindos y El Corte Inglés

Tampoco pasó desapercibida para los asistentes la ausencia de Luis de Guindos, el ministro de Economía, que ahora también incorpora a su cartera la etiqueta de Competitividad. No entienden que como responsable directo de esa materia, no estuviera presente junto a Margallo, Pastor y Soria.

La excusa de encontrarse en Bruselas en la reunión del Ecofin no les vale. Argumentan que el ministro conocía con antelación la fecha de esa importante cita europea, por lo que el Ejecutivo podría haber buscado otra para el encuentro empresarial en el Palacio de Santa Cruz, sede del Ministerio de Exteriores. No obstante, su departamento si estuvo representado por el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.

La no asistencia del presidente de El Corte Ingles, Isidoro Álvarez, también extrañó a los grandes empresarios. Tal y cómo se contó en estás páginas –véalo aquí- la internacionalización del negocio es, precisamente, una de las prioridades de Álvarez. Es conocido su propósito de avanzar en esta dirección, ampliando la presencia en nuevos mercados. De ahí que sorprendiera su ausencia entre los invitados al cónclave.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·