Viernes 25/05/2018. Actualizado 14:56h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El Gobierno ha encontrado el resquicio para impedir que Iberia deje de ser española: una cláusula del contrato con British Airways garantiza la nacionalidad hasta 2016

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno no está dispuesto a 'regalar' Iberia a British Airways. Su estrategia se está basando, en este momento, en advertir a la compañía británica que en su acuerdo de fusión con la aerolínea española se comprometieron hace un año a proteger la nacionalidad de ambas empresas hasta 2016.

El Gobierno, con los ministros José Manuel Soria y Ana Pastor a la cabeza, está diseñando diversas fórmulas para ‘aplacar’ los planes de IAG en Iberia.

Hasta el momento, la compañía aérea española ha anunciado esta misma semana que suaviza su plan de reestructuración para abrir las negociaciones con los sindicatos sin la amenaza de huelga, esto es, que la aplicación del ERE pasa de tres a cinco años, o sea hasta 2017, y se suprime la imposición de 4.500 despidos, prevista en un principio.

Nacionalidad y capacidad hasta 2016

Pues bien. Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes próximas a las negociaciones, el Gobierno está especialmente activo en las conversaciones, tanto con los sindicatos como con ambas compañías.

Hasta cuatro ministerios (Economía, Empleo, Fomento e Industria) están involucrados en el proceso, con el objetivo último de salvar el turismo, que en el caso de España se sostiene en gran parte gracias al sector aéreo, como uno de los pocos motores de crecimiento del país.

Tras conseguir suspender los paros previstos en Iberia para esta semana previa a Navidad, el Ejecutivo ha iniciado otro frente, ahora con IAG, para blindar a la compañía española del duro plan de reestructuración impuesto por Londres.

Su estrategia, ahora mismo, es advertir, de manera contundente, a la británica British Airways de las consecuencias de incumplir su acuerdo de fusión con Iberia, en tanto en cuanto, ambas compañías han renunciado públicamente a romperlo.

En ese pacto, se comprometieron en enero de 2011 a respetar la nacionalidad de las dos compañías con el "el fin de conservar los actuales derechos de tráfico y permisos de vuelo de British Airways y de Iberia, como parte de la fusión se implementará una estructura de gobierno (Estructuras de Nacionalidad) que asegurará que al menos el 50,1 % de los derechos de voto en junta general de accionistas de British Airways esté en manos de nacionales británicos y que al menos el 50,1 % de los derechos de voto de Iberia Opco esté en manos de nacionales españoles (si bien estas participaciones accionariales conllevarán derechos económicos mínimos)", ademas de preservar su dimensión hasta 2016.

Supresión de rutas estratégicas

Iberia ha anunciado en las últimas semanas que suspenderá, a partir de mediados de enero, las rutas con Atenas, El Cairo, Estambul y, en América Latina, con Santo Domingo y La Habana desde el próximo 1 de abril.

La aerolínea, que ya había anunciado hace semanas cuando presentó su plan de reestructuración que iba a reducir su capacidad, justifica esta medida por la necesidad de garantizar su viabilidad, lo que obliga a cancelar las conexiones más deficitarias.

La compañía, que está fusionada con British Airways en IAG desde principios de 2011, perdió 262 millones de euros en los nueve primeros meses del año.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··