Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

El Gobierno aprobará la dación en pago pero con grandes limitaciones. La presión de la banca contra la ILP provocará que se rebaje notablemente la reforma

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno y el PP darán su brazo a torcer y aceptarán la dación en pago para desahuciados hipotecarios, durante el debate de la Iniciativa Legislativa Popular en el Congreso. Pero será restrictiva y muy limitada: solo para personas al borde de la exclusión social y además con muchos requisitos.

El Partido Popular aceptó in extremis, el pasado 12 de febrero, la ILP, firmada por 1,5 millones de personas, después de haberla rechazado reiteradamente, y ese repentino cambio de posición se debió al enorme eco de la proposición de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, que ha conseguido un gran respaldo social y político .

Los populares valoraron que quedarse solos, frente a la opinión pública y a todos los grupos políticos, que apoyaban en el Congreso la toma en consideración y la tramitación como proyecto de ley, suponía un coste político y electoral inasumible. De hecho la ILP logró 333 votos a favor, un respaldo espectacular, incluyendo el del PP.

Poner límites a la dación en pago

El PP, que defiende la Ley Hipotecaria y el actual procedimiento de ejecución, evitó quedar marcado como el único defensor de la banca y sus denostadas prácticas en los desahucios, pero tenía que buscar una forma de salvar la cara en la tramitación parlamentaria.

La banca se ha movilizado activamente para evitar que se regulara la dación en pago, ya que eso supondrá tener que quedarse con más inmuebles, cuando están hasta las cejas de ladrillos. Por otro lado, si se pone en marcha la dación en pago, tendrán que encarecer las hipotecas una vez la reforma entre en vigor.

La fórmula va a ser suavizar las exigencias de la ejecución hipotecaria, que son demoledoras para los desahuciados, y dejar la puerta abierta a la dación en pago, pero limitada al sector de población más desfavorecido, y solo cuando hayan agotado todas las formas de negociación y restructuración de su deuda.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·