Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los técnicos han tenido que hacer horas extra

Hacienda revisa declaraciones de la Renta por fallos de los bancos en los datos de clientes

Ha detectado errores al informar del saldo en cuenta a final del ejercicio y las retenciones. Es uno de los motivos del retraso de las devoluciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los contribuyentes que no hayan recibido a día de hoy la devolución de la Declaración de la Renta de 2015 deben estar en alerta. A pesar de que la Agencia Tributaria no ha cerrado todavía la campaña de liquidación del IRPF, cabe la posibilidad de que el expediente esté siendo vuelto a revisar por fallo del banco.

Delegación de la Agencia Tributaria. Delegación de la Agencia Tributaria.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de las devoluciones se efectúan en el plazo aproximado de seis meses. Pero sí se ha iniciado un procedimiento de comprobación por parte de la Administración debe ser notificado al contribuyente.

Sin embargo, en muchos casos las liquidaciones pueden ser objeto de revisión sin que llegue a iniciarse una comprobación formal. Eso demora la llegada de la devolución. Los motivos que pueden provocar ese retraso son variados. El factor fundamental es el cambio de la situación personal o diferencias entre declaraciones de años anteriores.

Sin embargo, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes próximas a la Inspección de Hacienda, una de las circunstancias que más se está registrando también en este ejercicio son fallos de las entidades financieras a la hora de comunicar los datos de los clientes.

Pueden producirse errores aritméticos, porque hay confusiones al hacer una suma o al consignar los datos personales. Cuando esto sucede -y Hacienda lo detecta- se pone en marcha un procedimiento llamado “Requerimiento de Datos” o “Propuesta de Liquidación Provisional” por el que se notifica al contribuyente.

Suelen ser expedientes sin mala fe y por los que no suele haber penalización, pero sí que pueden causar el retraso del cobro de la devolución.

El banco, cuando llega el momento de presentar la declaración de la renta y del Impuesto sobre el Patrimonio, debe girar a la Agencia Tributaria la misma información fiscal que envía al contribuyente. Estos datos incluyen la posición (saldo en cuenta) a final del ejercicio con los intereses que se hayan generado y la retención que se ha aplicado.

El borrador contiene los principales datos bancarios para no tener que incluirlos a mano.

Esta es la parte positiva de la comunicación entre entidad y Hacienda. La negativa es que puede indagar sobre los movimientos de la cuenta en cualquier momento, si sospecha que el origen del dinero o de movimientos extraños. O también que se produzcan estos errores en el traslado de los datos, que demoren la recepción del dinero.

Etiquetas
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·