Jueves 19/10/2017. Actualizado 19:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Se suman a los proyectos de Seat, Sacyr y Gamesa

Husa, Pullmantur y Balearia aceleran sus planes en Cuba ante el impasse político en EE.UU.

El proceso electoral ha paralizado las inversiones de la mayoría de las compañías norteamericanas. Se han resuelto ya algunas dudas sobre cómo repatriar los beneficios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los principales movimientos están siendo protagonizados por empresarios turísticos españoles. Han decidido tomar posiciones en el mercado cubano, en el que ahora son líderes, para consolidar ese papel antes de que la competencia norteamericana despliegue su artillería. Parten con un elemento de ventaja: el impasse político por las presidenciales de noviembre.

Encuentro entre el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y el ministro cubano de Comercio e Inversiones, Rodrigo Malmierca. Encuentro entre el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y el ministro cubano de Comercio e Inversiones, Rodrigo Malmierca.

Hasta ahora, las empresas españolas con planes inmediatos en la isla, consultadas por El Confidencial Digital, no ocultaban su temor a verse barridaspor el desembarco masivo de compañías estadounidenses, que previsiblemente seguirá a la normalización de relaciones entre La Habana y Washington.

Pero el impasse político que atraviesa Estados Unidos, hasta conocer los planes con Cuba del nuevo presidente que relevará a Barack Obama en noviembre, ha llevado a las grandes cadenas hoteleras norteamericanas a echar el freno a sus proyectos. Un margen temporal que pretende ser aprovechado por los grupos españoles interesados en desembarcar en la isla.

Las oportunidades de inversión en Cuba son tan numerosas como las dudas de los empresarios sobre el alcance de la protección jurídica establecida en la nueva ley de inversión extranjera, sobre la repatriación de capitales, la obligatoriedad de contratar a los empleados locales a través de las agencias estatales y los plazos de entrada en vigor de la normalización monetaria.

Pero algunas de estas dudas también se han ido resolviendo ya en los últimos meses, lo que facilita en este momento acelerar los proyectos planificados.

Meliá es la cadena hotelera española más potente de Cuba, pero no la única. Iberostar, Globalia y Barceló cuentan también con una importante actividad en la isla.

La presencia de NH y Husa se limita hasta el momento a un único establecimiento. Sin embargo, según las fuentes consultadas, el grupo hotelero dirigido por el ex presidente del F.C. Barcelona, Joan Gaspart, va a acelerar la construcción de nuevos hoteles en el país.

Las navieras también precipitan el desembarco

Pullmantur, que dejó de operar en Cuba en 2006 tras ser comprada por la norteamericana Royal Caribbean, ha transmitido también al Ejecutivo español su interés manifiesto en precipitar su regreso a la isla.

Se pretende sumar a los planes de Baleria. La naviera de Abel Matutes está a punto de obtener el permiso final del Gobierno de Raúl Castro que le permitirá comenzar a operar dos líneas entre La Habana y Miami. La compañía española se convertirá así en la primera naviera del mundo que enlace EE.UU y Cuba por vía marítima.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·