Viernes 20/10/2017. Actualizado 20:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Isidro Fainé ha entregado al Gobierno la propuesta de reforma de las Cajas. No incluye el pacto que sellaron Zapatero y Rajoy para limitar el peso de los políticos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Moncloa reunió, el pasado 5 de mayo, a Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy en una ‘cumbre’ publicitada a los cuatro vientos. El único acuerdo que salió de la reunión fue un pacto sobre las cajas de ahorros, que incluía sacar a los políticos de los órganos de gobierno de esas entidades. Sin embargo, el primer borrador entregado al Ejecutivo por Fainé no recorte el peso de los políticos.

Isidre Fainé, presidente de la Caixa y presidente de la patronal de cajas, la CECA, ha entregado ya al Gobierno su propuesta para reformar el sector, según ha podido confirmar El Confidencial Digital, que ha tenido también conocimiento de que lo que ha preocupado a Fainé ha sido, no tanto la gobernanza, es decir reducir representación de los políticos en los órganos rectores, cuanto sobre todo asegurar mecanismos de financiación para las cajas.

La propuesta más destacada del presidente de las cajas, que figura en el escrito elevado al Ejecutivo, se centra en dotar por vez primera de derechos políticos a la cuotas participativas, aunque fijando un tope del 40%. Es decir, quién compre activos de una caja de ahorros, no sólo tendrá derecho al dividendo en proporción a su inversión, como ocurría ahora, sin que también que podrá ‘mandar’ en la caja, aunque sólo en la proporción 100 a 40.

El objetivo de esa reforma es incentivar la llegada de inversores a las entidades de ahorro. A su vez, con esa mejora, las cajas podrán acudir para financiarse al mercado de capitales en condiciones mejores que las actuales. Las fuentes del sector consultadas por ECD concluyen que su financiación mejorará sensiblemente.

En síntesis, el documento presentado por Fainé refleja el interés de las cajas por asegurar, antes que nada, la llegada de capital que alivie sus cuentas de resultados.

Por contra, no habla para nada del objetivo de despolitizar las cajas, es decir de eludir el control político que ahora sufren la mayoría de ellas.

El propio Mariano Rajoy había afirmado, poco después de su encuentro con Zapatero en La Moncloa, lo siguiente: “Es necesaria poca politización, mucha más profesionalización y mejoras en la gobernanza”. Se esperaba, por tanto, una limitación al poder de los ‘barones’ del PSOE y el PP en estas entidades.

Desde el comité ejecutivo de la CECA la justificación que se ofrece es la siguiente: dotar de derechos políticos a las cuotas participativas permitirá la entrada de inversores, cuya presencia limitará precisamente el papel de los políticos en ellas.

Una demostración de que el objetivo de frenar a los políticos y su influencia en las cajas de ahorros sigue aparcado, a pesar de lo tratado en la ‘cumbre’ de Zapatero y Rajoy, es lo que acaba de ocurrir en Galicia. El anuncio de la fusión de Caixa Galicia y Caixanova, que ha exigido un cambio en la legislación regional sobre cajas, ha ido acompañado de la creación de la figura del ‘delegado de la Xunta’ en las entidades de ahorro. O sea, que se consagra la presencia de un político al máximo nivel.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·