Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Joan Rosell va a echar de la CEOE a quienes no paguen las cuotas. La patronal ya no puede aguantar como antes cuatro años sin cobrarles tras el recorte del Gobierno de un 20% a las subvenciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La CEOE no quiere más morosos. Y Joan Rosell ya ha lanzado un serio aviso a todos los socios de la patronal: el que no lleve al dia el abono de las cuotas será expulsado de la organización. Hasta ahora, solo se lanzaba un ultimátum en visperas de un proceso electoral, en el que no se podía participar si no se estaba al corriente de pago.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, de fuentes internas de la CEOE, Rosell trata con esta medida equilibrar las cuentas de la patronal y prepararse para la nueva situación de recortes a la que va a tener que acostumbrarse la organización empresarial en los próximos meses, sobre todo, por la disminución de las subvenciones públicas.

Entre el amplio abánico de ajustes económicos que ha anunciado el Gobierno destaca el recorte del 20% de las subvenciones a los partidos políticos, patronales y sindicatos.

Según las fuentes consultadas, hasta ahora era normal que las patronales actualizaran el pago días antes de una cita electoral para elegir al presidente, ya que si no lo han abonado no pueden ejercer su derecho a voto. La última vez, hace poco más de un año -en diciembre de 2010- tras la salida de Gerardo Díaz Ferrán y el proceso de elección de Joan Rosell como nuevo líder de los empresarios españoles.

Sin embargo, en este momento la CEOE no puede estirar tanto su liquidez, ni está en condiciones de esperar cuatro años para cobrar sus cuotas. Por ello, Rosell ya ha comunicado a todos los socios de la patronal que habrá que hacerlo año a año para que las cuentas cuadren.

Y este aviso ha sido especialmente duro con las grandes patronales porque, tradicionalmente, suelen ser las que más se retrasan en los pagos debido a las importantes sumas de dinero que tienen comprometidas con la organización empresarial por su gran tamaño.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··