Miércoles 22/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

En respuesta al traslado de la sede a Valencia

Junqueras frena las represalias a CaixaBank propuestas por la CUP

Le plantearon dejar de trabajar con el banco y les respondió que los funcionarios de la Generalitat no podrán cobrar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Oriol Junqueras acaba de rechazar una de las últimas propuestas más radicales de la CUP: que la Generalitat prescinda de los servicios financieros de CaixaBank como represalia por el traslado de su sede a Valencia. Pero el vicepresidente económico se niega: se pone en riesgo que los funcionarios catalanes cobren.

Anna Gabriel y Oriol Junqueras, en una imagen de archivo. Anna Gabriel y Oriol Junqueras, en una imagen de archivo.

En efecto, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes del Govern, la tesorería de la Generalitat está gestionada por el BBVA y CaixaBank, que ganaron este servicio en concurso público.

Por tanto, ambas entidades son las encargadas de abonar las nóminas a los 200.000 funcionarios catalanes a final de mes.

Fue la diputada de la CUP, Eulàlia Reguant, la encargada de exigir a Junqueras que dejara de trabajar no sólo con Caixabank, sino también con Sabadell y BBVA.

Ha admitido su hartazgo con la CUP

No es el único planteamiento de los anticapitalistas que ha molestado a Oriol Junqueras. Como es conocido, el desafío soberanista catalán está tensionando las ya existentes fisuras entre Junts pel Sí y sus socios de Gobierno, la CUP.

El propio Junqueras fue pillado por una cámara el pasado 1-O, el mismo día en que se llevó a acabó el referéndum ilegal, comentando al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, las diferencias dentro del bloque independentista sobre los pasos a dar tras la publicación de los resultados de la consulta y la declaración de independencia.

“El presidente dará un plazo de siete días para que después nadie diga y tú que hablabas tanto de siete días”, asegura Cuixart en esta conversación privada desvelada por TV3. El vicepresidente económico del Govern le corrige y señala que Carles Puigdemont “ha dicho ahora que en los próximos días”.

El presidente de Òmnium Cultural advierte de la reacción de la formación antisistema: “Ojo, la CUP se pondrá como una moto. Ha dicho en el plazo de siete días”.

Es entonces cuando el propio Junqueras admite su hartazgo de las discusiones con sus socios de Gobierno. “No quiero volver a discutirlo, porque cada vez reabren el mismo debate”, señala en la grabación.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·